SANTO DOMINGO. Más de 200 dominicanos son afectados con la cancelación de residencia temporal y permanente en Panamá por un fraude en la Caja de Seguro Social de ese país, institución que, según denuncian, les entregó documentos falsos para adquirir el carné.

Dominicanos entrevistados por Diario Libre y que pidieron no revelar sus nombres por temor a su deportación dicen que el permiso le fue retirado y ahora son acusados de “estafadores”, por lo que muchos han sido despedidos de sus trabajos e ignoran qué va a pasar ahora con ellos.

Afirman que para adquirir el carné de residencia temporal pagaron hasta 3,000 dólares y que migración no les da la oportunidad de apelación en el proceso que enfrentan a pesar de que son funcionarios panameños los responsables del fraude.

La misma situación pasan otros 550 extranjeros, 473 de ellos venezolanos, según el presidente de la Asociación de Residentes y Naturalizados de Panamá, Rafael Rodríguez, quien es de origen dominicano.

Rodríguez explicó vía telefónica a Diario Libre, que, en la Caja de Seguro Social, no registraban los documentos que depositaban los inmigrantes como impuesto por generación de ingresos y que después de un año y medio con los permisos que se les daba el visto bueno ahora les fueron cancelados.

“Ni la Caja de Seguro Social ni nadie es responsable, solo nosotros los extranjeros cuando esos documentos salieron de la misma Caja de Seguro Social”, se queja una dominicana que reside en Panamá desde hace varios años y que trabaja como estilista.

Explica que después de pagar todos sus impuestos para adquirir su documentación, un total de 1,207 dólares, el Servicio Nacional de Migración la llamó para retirar su carné y que cuando se presentó le respondieron que no se lo podían entregar porque sus papeles del seguro eran falsos y que de dónde los había sacado.

“Me entregan el carné a sabiendas de que esos documentos eran así (falsos) porque yo no tenía la culpa y ahora me sacan en la lista como una falsificadora de documentos”, detalla.

Dice que al ser incluidos en una lista pública de “estafadoras”, les ha generado rechazo en Panamá.
Otra dominicana con tres años en ese país centroamericano y tiene una niña de meses, afirma que no sale a la calle por temor.

Expuso que pagó US$1,017 a Migración y US$400 de honorario a una abogada para el permiso residencial temporal.

“Estamos bien preocupados, no sabemos qué va a pasar con nosotros, si nos van a deportar, si nos van a dejar ilegal de nuevo. La policía pidiéndonos coimas. Ahora yo estoy que no salgo a la calle”, indica.

Cancillería desconoce casos

El vocero de la Cancillería de República Dominicana, Hugo Beras, dijo que ningún dominicano en Panamá afectado con la cancelación de residencia por el fraude en la Caja de Seguro Social se ha presentado a las representaciones diplomáticas dominicanas en ese país para recibir apoyo de esa delegación. Les recomendó asistir en busca de asesoría o acompañamiento para resolver su situación. Dijo que muchas veces se hacen denuncias y que ellos se enteran a través de los medios.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí