- Publicidad-

LA ROMANA.– Unas siete mujeres se encadenaron este lunes en las afueras del Palacio de Justicia de La Romana, para denunciar que la procuradora fiscal trasladó a sus hijos a distintas cárceles sin notificarles.

Estos se mantenían detenidos en ese lugar tras haberles impuesto prisión preventiva por distinto delitos. Las manifestantes aseguran que llevan quince días sin verlos y se niegan a informarles sobre su paradero.

Según el corresponsal Ángel Esteban Paulino, llamaron al procurador y al Director General de Prisiones a iniciar una investigación.

Comenta con Facebook

Deja un comentario