La Asociación de Hoteles Romana-Bayahibe aclaró esta tarde que no fue en la playa que murió ayer el turista estadounidense de 71 años de edad, sino en el centro médico en el que recibía atenciones médicas.

“Charles Shannon Adkins estaba con su acompañante, comió y luego se dirigió a la playa, donde se empezó a sentirse mal y el personal del hotel fue en su auxilio y se llamó al 9-1-1”, informó la asociación en un comunicado.

Señala que según las informaciones que el centro médico brindó a la asociación, el turista tenía problemas cardíacos previos, por lo que tenía dos bypass. Indicó que falleció en el centro médico y no en la playa, como «han informado algunos medios de comunicación».

“Es preciso aclarar que la imagen de un cadáver en la playa que circula en los medios de comunicación no es de Bayahibe, ni se corresponden al occiso. Su cuerpo nunca estuvo tirado en la playa”, puntualizó el gremio hotelero.

La causa oficial de la muerte deberá dictaminarla el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) y será informada oportunamente.

La Asociación de Hoteles La Romana -Bayahibe y la propiedad hotelera han colaborado con las autoridades en todo lo solicitado.

“Lamentamos profundamente el fallecimiento del señor Adkins y extendemos nuestro más sentido pésame a sus familiares”, concluye la nota. 

video

Comenta con Facebook

Deja un comentario