Un vuelo de Spirit Airlines de LaGuardia a Fort Lauderdale tuvo que aterrizar en Carolina del Sur anoche porque algunos pasajeros se quejaron de ardor en la garganta y dolores en el pecho, en medio de un fuerte hedor proveniente de una sustancia desconocida.

Según los bomberos, entre 7 a 10 pasajeros fueron transportados a un hospital luego del aterrizaje en Myrtle Beach. Su condición no fue detallada.

220 pasajeros viajaban abordo del vuelo 779 de Spirit Airlines que fue desviado a Myrtle Beach, pues según la aerolínea “se desarrolló un olor en una sección del avión”. Algunos pasajeros lo comparaban con el hedor de “calcetines sucios”.

“Los informes indican que tenemos varios ocupantes en un avión expuesto a una sustancia desconocida”, fue el reporte por radio de Myrtle Beach Fire Rescue, en Broadcastify. “Han descendido y están actualmente en la rampa. Los hemos aislado y estamos intentando entrar en contacto”.

Existía la preocupación de una posible sustancia química en el avión que estaba enfermando a la gente, pero no se encontró nada fuera de lo común, informó NBC News.

“Luego de un monitoreo específico y la entrada de equipos al fuselaje, no se encontraron sustancias”, dijo el teniente Christian Sliker, del Departamento de Bomberos de Myrtle Beach. “El avión está despejado”.

Un avión suplementario fue enviado para recoger a los pasajeros, informó la aerolínea. El nuevo vuelo despegó esta madrugada alrededor de las 3:30 a.m. y llegó a Fort Lauderdale a las 5 a.m, aproximadamente cinco horas después del aterrizaje programado original.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí