La dominicana Arileida Jiménez, asesinada el jueves en la mañana en El Bronx junto a dos hombres y por cuyas muertes hay una cacería contra el sospechoso prófugo, que figura a la izquierda.

La policía desató una cacería junto a una recompensa de $2.500 dólares tras la captura del sospechoso buscado por los asesinatos de la dominicana Arileida Jiménez de 48 años de edad y quien se dijo estaba embarazada, y dos afroamericanos en la avenida Castle Hill de El Bronx.

El tirador, también asesinó a Mustafá Tarver y Christopher Alleyne, ambos de 33 años de edad.

Testigos dijeron que los hombres ultimados, estaban parados frente a un pequeño centro comercial y la dominicana que trabajaba en la empresa “DJ Ambulette Services”, especializada en transportar discapacitados. Como asistente en una de las guaguas.

Ella iba camino al trabajo, cuando una de las balas disparadas por el fugitivo, la impactó en el torso, según la policía.

Efraín Vásquez, uno de los compañeros de trabajo de la señora Jiménez, la describió como una mujer trabajadora muy cumplidora de sus responsabilidades y que dejó un hijo de 26 años en la orfandad.

Vásquez, lamentó el que ella tuviera que morir de esa forma y como una víctima inocente, que no tuvo nada que ver con el problema de los hombres y tal vez, ni siquiera los conocía.

El asambleísta boricua de El Bronx, Luis Sepúlveda, que llegó a la escena de los crímenes dijo que fue informado de que se trató de una venganza en una disputa por una mujer de uno de los tres hombres.

El hecho fue perpetrado frente a uno de los negocios de un pequeño centro comercial situado en la cuadra, dijo la policía.

Investigadores policiales dijeron que la dominicana asesinada estaba “en el lugar equivocado y a la hora equivocada” y fue alcanzada por una de las balas disparadas por el asesino.

El hecho ha generado diferentes versiones, entre estas que el matador regresó al área, después de una disputa con uno de los muertos por una mujer.

La policía inició de inmediato una intensa cacería para dar con el paradero del prófugo, cuyo nombre y perfil tampoco se han divulgado.

En una conferencia de prensa ayer jueves por la tarde, el alto mando de la policía dijo que a los hombres les dispararon en la cabeza y la mujer recibió un balazo en el torso.

Los llevaron al hospital NYC Health + Hospitals / Jacobi, donde fueron declarados muertos.

La policía describe al sospechoso como un hombre corpulento que vestía ropas oscuras. Dicen que los asesinatos ocurrieron cerca de la avenida Randall.

Las autoridades están pidiendo la cooperación de los comunitarios para información sobre el matador.

Castle Hill fue uno de los vecindarios seleccionados para la iniciativa “All Out” (Todo Fuera) del Departamento de Policía (NYPD), con la que se incrementó la presencia policial en las zonas con mayor índice de delitos en toda la ciudad.

El NYPD y los líderes de la comunidad dicen que el programa ha bajado las tasas de violencia en el último año.

Vecinos y conocidos de la dominicana, la describieron como una mujer trabajadora y dedicada al hogar, que salía temprano en la mañana a trabajar y regresaba al apartamento después de las 6:00 de la tarde.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí