La cantante cristiana Katiuska Avelino, denunció a través de su cuenta de Instagram que fue víctima de discriminación por parte del personal del restaurante Central Gastronómica, porque tanto su color de pelo, peinado y vestimenta no eran aptos para el lugar.

“No acostumbro a publicar este tipo de cosas, pero lo que me sucedió no quiero que a otros le suceda. Llegué a @central_rd para compartir en el cumpleaños de alguien querido, me dicen que yo no estaba apta para entrar en este lugar”.

Ver esta publicación en Instagram

No acostumbro a publicar este tipo de cosas, pero lo que me sucedió no quiero que a otros le suceda. Llegué a @central_rd para compartir en el cumpleaños de alguien querido, me dicen que yo no estaba apta para entrar en este lugar. Fueron varias las justificaciones, entre ellas, mencionaban el color de mi pelo, peinado y vestimenta, mientras que adentro observé a extranjeros vestidos con menos ropa que yo, y colores más llamativos , con la diferencia de que ellos son extranjeros y yo Dominicana. Se quien soy, pero claro que me hirió el momento y sentí un poco de vergüenza por la forma en que se manejaron ante todos los que estaban presente. Nunca se disculparon y a pesar de nuestra insistencia para solo saludar y retirarnos de inmediato, no nos fue permitido el acceso. Así como promueven sus exquisitos platos y hermoso lugar, deberían promover sus políticas, para que el público que no quieren recibir, no intente visitarles para que no pasen lo que yo pasé. . . . . Un país donde hay tanta diversidad y donde ser diferente te costará humillaciones. Sé que hay lugares donde tienen sus políticas y lo entiendo Pero donde habían personas en condiciones más informales, no es justificable, es discriminación en pleno 2019. @central_rd. Todos absolutamente todos los conocidos se levantaron de sus mesas y se fueron con nosotros a comer a otro lugar. Aún sigo creyendo en el amor puro💜.

Una publicación compartida de KATIUSKA (@katiuskaavelino) el

Asimismo, dijo que mientras esta fuera observó a varios extranjeros vestidos con menos ropa que ella y con colores más llamativos, con la única diferencia de que ellos eran turistas y ella dominicana.

“Se quien soy, pero claro que me hirió el momento y sentí un poco de vergüenza por la forma en que se manejaron ante todos los que estaban presente. Nunca se disculparon y a pesar de nuestra insistencia para solo saludar y retirarnos de inmediato, no nos fue permitido el acceso”. Expresó la artista.

Además, añadió que así como el restaurante promueve sus exquisitos platos y hermoso lugar, deberían promover sus políticas, para que el público que no quieren recibir no intente visitarlos y no pasen lo que le sucedió.

Comenta con Facebook

Deja un comentario