CNTU: El Nuevo transporte moderno para una educación segura.  Llegada la hora de ir a clases, los niños se asoman a la puerta de su casa y, a distancia, observan el autobús amarillo que se aproxima a su hogar. Mientras el vehículo avanza, los pequeños reciben de sus padres la lonchera que contiene el almuerzo del día.

Esta escena, que se ha vuelto característica en películas y dibujos animados extranjeros, muestra cómo funciona el sistema de transporte escolar en países desarrollados.

Esta experiencia está a punto de vivirse en República Dominicana. El presidente de la Central Nacional de Transportistas Unificados (CNTU), William Pérez Figuereo, informa que entró en vigor a través de un plan piloto, una nueva propuesta de transporte gratuito que garantice la integridad física de alumnos de las escuelas y colegios del país. Los autobuses tienen capacidad para 20, 30 y 45 estudiantes.

CNTU: El Nuevo transporte moderno para una educación segura

La ruta cubrirá los tres horarios de clases 
Los 12,000 vehículos que entrarán en funcionamiento buscarán beneficiar a estudiantes del nivel inicial, medio y básico de toda la geografía nacional. Este servicio trabajará en los tres horarios escolares (matutino, vespertino y nocturno) sin ningún costo para la familia.

La propuesta tiene como objetivo erradicar el absentismo que se presenta en las aulas de los distintos centros, debido a la falta de pasaje, transporte o por el mal tiempo. Según un estudio realizado por la CNTU, 10 de cada 15 niños se ausentan de la escuela por estos eventos.

TRANSPORTE ESCOLAR MODERNO PARA TODO EL PAÍS
El reloj marcaba las 5:30 de la mañana, cuando la alarma del celular comenzó a sonar. Laura Encarnación, quien es madre de un niño de tres años, se levantó de la cama, mientras sus pasos reflejaban el cansancio que suele arrastrar desde el día anterior, según narró. En tan solo media hora suele preparar el desayuno y almuerzo; levantar y preparar a su hijo para la jornada escolar. Esta madre, se dispone a montarse en su vehículo para dirigirse al colegio y, posteriormente, se pone en marcha hacia su trabajo, donde llega 15 o 20 minutos siempre retrasada, debido al pesado tránsito que le toca recorrer día tras día.

Por otra parte, Ariel Encarnación, con tan solo ocho años, camina 20 minutos hasta llegar a su escuela. Los vecinos lo escuchan silbar en cada paso que da. Su mochila y lonchera se han convertido en sus fieles compañeros de senderos. Durante su recorrido diario, el sol suele emanar un “fuerte resplandor” mientras transita varias calles y cuatro avenidas hasta llegar al recinto.

La Central Nacional de Transportistas Unificados (CNTU) tomó en cuenta estas eventualidades, que forman parte del diarismo en los hogares dominicanos, para desarrollar un nuevo proyecto de transporte escolar en el país, en beneficio de los estudiantes y sus padres.

El presidente de la CNTU, William Pérez Figuereo, habló sobre esta propuesta que entró en vigor en el país a través de un plan piloto, en el que más de 20 escuelas ubicadas en el Gran Santo Domingo, Yuboa, Higuey, Bahoruco, Sánchez Ramírez, La Vega y Moca han sido beneficiadas en la integración de autobuses escolares con una capacidad de 20, 30 y 45 estudiantes.

En cada autobús, la entrada, desplazamiento y salida de los estudiantes estará supervisada por medio de cinco cámaras de vigilancia que forman parte de la estructura de estos vehículos. En el exterior, una de las cámaras estará posicionada encima de la puerta, para enfocar la salida y entrada de los estudiantes y el asistente; en el frente del autobús estará colocada la segunda, que registrará el camino recorrido. La tercera se ubicará en la parte trasera. En el interior serán dos las que estarán instaladas, una de ellas enfocará directamente al conductor y la otra a los estudiantes.

Estos vehículos tendrán un sistema de posicionamiento global, ¥GPS¥, el cual permitirá a los padres, profesores, directores y estudiantes tener acceso en tiempo real sobre la ruta recorrida por el conductor. A través de una aplicación podrán observar lo que está pasando en el interior y exterior del transporte.

El método de vigilancia y respuesta a casos de emergencias estará reforzado con el sistema de alarma, que se encuentra ubicado en la parte interior del autobús. Ahí, los estudiantes podrán halar una de las palancas que emiten un sonido fuerte, el cual notificará al asistente que uno de los alumnos requiere ayuda inmediata.

Varios de estos colectivos estarán adaptados para recibir en su interior estudiantes con discapacidad física. Tendrán una rampa que permitirá el fácil acceso a estas personas, teniendo un espacio para alojar de forma segura las sillas.

Aporte
Treinta mil nuevos empleos

Cada conductor se desplazará con el uso de un mapa vial, donde se indicarán cuáles serán las rutas que recorrerá en cada servicio que realice. Esta temática de trabajo busca lograr en los conductores puntualidad en cada lugar que llegue y, por otro parte, incrementar la seguridad por medio de una ruta fija.

Según indicó Pérez, durante un recorrido en el interior de un minibús escolar,  las primeras escuelas que se escogerán serán los centros que tengan mayor necesidad de transportación, donde la inseguridad, las largas distancias por andar a pie y la gran vulnerabilidad en el camino son parte del recorrido de cada alumno.

Los 12,000 vehículos que entrarán en vigor buscarán beneficiar a estudiantes del nivel inicial, medio y básico de toda la geografía nacional. Este servicio trabajará en los tres horarios escolares, de forma matutina, vespertina y nocturna, sin ningún costo para la familia.

Esta propuesta tiene como objetivo erradicar el absentismo que se presenta en las aulas de los distintos centros, debido a la falta de pasaje, transporte o por el mal tiempo atmosférico. Según un estudio realizado por este gremio, 10 de cada 15 niños se ausentan de la escuela por estos eventos.

Por medio de este sistema se generarán 30,000 empleos a nivel nacional. Los conductores y asistentes serán examinados antes de entrar en labor. Deberán estar debidamente uniformados y con un radio transmisor para estar en constantemente en comunicación con los encargados de brindar asistencia en caso de emergencia o dificultad en el camino.

Las personas interesadas podrán optar por emplearse por medio del financiamiento de una unidad a través de una empresa de autobuses. En ese tenor, la integración de las féminas como conductoras ha sido resaltada por este gremio, por las cualidades que les caracterizan como excelentes cuidadoras.

Según indica la ley 63-17 de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, el servicio de transporte escolar estará regulado por el Intrant. En sus artículos se estipula los alineamientos de seguridad y prevención que deben seguir los conductores. En sus líneas se destaca la existencia de cinturones de seguridad por asiento; la señal “Pare” en el transporte; el color característico amarillo.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí