El limón es una fruta cítrica que aporta muchos beneficios a la salud gracias a su contenido de vitamina C, potasio, otras vitaminas y minerales.

Entre sus virtudes se encuentra el mejoramiento de la cicatrización y del sistema inmunitario, todo ello complementado con una gran capacidad antioxidante.

Por otra parte, las personas que consumen vitamina C en abundancia tienen menor probabilidad de desarrollar enfermedades crónicas o neurodegenerativas según nos confirma la Fundación vivo Sano.

Cómo preparar un vaso de agua tibia con limón

Preparación de jugo de limón.

Una recomendación es utilizar agua de manantial en lugar de la que sale del grifo, a continuación la calientas hasta que esté tibia y añades a cada vaso el jugo de medio limón, sin adicionarle azúcar.

Lo ideal es beberla a primera hora de la mañana, en ayunas, para potenciar sus beneficios.

Agregar jugo de limón al agua que bebemos es la forma más práctica de ingerir esta fruta que ayuda a nuestra salud, y uno de los momentos propicios para hacerlo es en la mañana, al despertar.

Después del descanso nocturno los tejidos corporales se han deshidratado en cierta medida, por eso el consumo de agua o zumos hidrata las células, al tiempo que ayuda en la eliminación de toxinas.

Ahora conoceremos 7 beneficios de beber agua con limón.

Ayuda a la digestión

Digestión óptima.

Es reconocido el mejoramiento que el jugo de limón imprime a la digestión, además de eliminar las toxinas del organismo.

Sus propiedades digestivas contribuyen a calmar los síntomas generados por la indigestión como la acidez, el ardor de estómago, los gases y las náuseas.

Protege y estimula el sistema inmunitario

Protección del sistema inmunitario.

La vitamina C contenida en los limones fortalece el sistema inmunológico.

Por otra parte aporta ácido ascórbico con propiedades antiinflamatorias y saponinas que ayudan a prevenir los resfriados y la gripe, además de convertirse en un gran aliado para combatir las bacterias.

Ayuda en la pérdida de peso

Para algunas de las personas las propiedades más beneficiosas del agua tibia con limón son las que facilitan la pérdida de peso, para lo cual lo mejor es beberla en ayunas.

La riqueza en fibra con pectina de los limones los hace más alcalinos, favoreciendo las condiciones para la creación de una molécula que colabora con la eliminación de la grasa, acelerando el proceso de pérdida de peso.

Limpia tu piel

El limón limpia la piel.

A su vez, la vitamina C y los antioxidantes que contiene la fruta contribuyen a minimizar la aparición de las arrugas y las manchas de la piel.

El hábito diario de beber limonada tibia hace que la piel se transforme en sana y radiante, todo ello gracias al pH alcalino que combate las bacterias causantes del acné.

Otra de las virtudes de la vitamina C presente en este cítrico es que rejuvenece la piel y la hace más tersa.

Proporciona energía

La energía que vitaliza a las personas es suministrada por los átomos y moléculas obtenidos a través de los alimentos. En este sentido el limón es uno de los alimentos con mayor carga de iones negativos lo que deriva en una enorme cantidad de energía para tu organismo.

Adicionalmente, si estas atravesando por una época difícil en la que se presentan síntomas de estrés o ansiedad, el agua con limón es la aliada inmejorable para apaciguar tu sistema nervioso.

Depura tu cuerpo

El agua con limón es un estupendo diurético con la capacidad de eliminar altos niveles de toxinas de tu cuerpo, en virtud del ácido cítrico que se encuentra en los limones.

Por otra parte, el consumo de esta fruta estimula las ganas de orinar, lo cual incide en la liberación de toxinas a un ritmo mayor del habitual.

Aliento más fresco

Aliento más fresco.

El consumo habitual del limón aporta un aliento más fresco, además de lo cual alivia el dolor de los dientes y la gingivitis.

Si fuéramos a hablar de una contraindicación diríamos que el ácido cítrico podría erosionar el esmalte dental; para evitarlo lo recomendable es cepillarse los dientes antes de beber el zumo de limón diluido en el agua, o de otra forma esperar un tiempo prudencial hasta el cepillado en caso de que decidas tomar la bebida enseguida después de levantarte de la cama en las mañanas.

Este artículo fue redactado a modo informativo y no pretende reemplazar en absoluto la opinión de un especialista. Ante cualquier inquietud consulte a su médico.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí