SANTO DOMINGO. – Víctor Díaz  Rúa exministro del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), aseguró, Gonzalo Castillo, exministro de Obras Públicas y miembro del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), debería estar entre los acusados del caso de sobornos de Odebrecht, en compañía de Temístocles Montás y Radhamés Segura, también altos dirigentes de esa  organización política.

“Porque nosotros a diferencia del Ministerio Público le vamos a demostrar que ellos dejaron afuera a los verdaderos. Tú lo verás ahí, cuánta adenda hizo Gonzalo Castillo, qué hace Temo, que dijo que recibió dinero y no está aquí, en la página 16,17 y 18 de la acusación habla de Radhamés Segura como corrupto”, expresó Díaz Rúa.

Al ser cuestionado por la prensa, Díaz Rúa dijo que tras escuchar las acusaciones presentadas por el Ministerio Público desmontará todos los argumentos formulados en su contra.

El Ministerio Público ratificó en audiencia celebrada ayer, que  Díaz Rúa recibió sobornos mientras ejerció funciones en el Estado, para favorecer a la constructora Odebrecht con la adjudicación de contratos de importantes obras pagadas con dinero público.

Al leer la acusación contra Díaz Rúa en la continuación del juicio en el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, los fiscales litigantes reafirmaron la acusación contra el exministro de Obras Públicas, quien está acusado de recibir sobornos en el ejercicio de la función pública.

Asimismo, le imputan lavado de activos producto de infracciones graves, enriquecimiento ilícito y falsedad en la declaración jurada de patrimonio.

El Ministerio Público indicó que la mayoría de los productos financieros fueron abiertos después de 2004, cuando el imputado inicia su gestión como director del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa) y cuando se desempeñó como titular del Ministerio (entonces Secretaría) de Estado de Obras Públicas y Comunicaciones entre 2007 y 2012.

“En ese período se puede apreciar la diversificación de sus productos financieros, cuentas de ahorros y corrientes, certificados, préstamos y tarjetas de crédito, que daban lugar a miles de transferencias y transacciones bancarias entre los asociados. Con ello, el imputado buscaba difuminar el rastro de los más de 400 millones de pesos que manejó desde 2004 hasta 2017”, detalló.

Manifestó que fueron cuantiosos los pagos que gestionó Díaz Rúa a través del también imputado Ángel Rondón Rijo, representante de la Constructora Norberto Odebrecht en calidad de cabildero y socio en el país.

Los fiscales que intervienen en el juicio explicaron que mientras se desempeñó como funcionario, Díaz Rúa no tuvo ningún reparo en la utilización de sus cargos para solicitar y recibir, directa e indirectamente, sobornos como pago para beneficiar a Odebrecht en perjuicio de otras empresas nacionales y extranjeras, y del propio Estado dominicano, lo cual realizó aprovechándose de su cargo y utilizando las instituciones que dirigió.

video

Comenta con Facebook

Deja un comentario