Una vez el juez  de Atención Permanente del Distrito Nacional, José Alejandro Vargas, dispusiera el envío a la cárcel de Najayo, por tres meses como medida de coerción, Pablo Ross no hizo ningún comentario sobre la acusación de incesto que pesa contra él.

Tras escuchar el dictamen del juez, el mercadólogo guardó silencio y fue trasladado  bajo estrictas medidas de seguridad a la cárcel preventiva del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva.

Sin embargo, en la mañana de hoy había pedido paciencia a la prensa, ya que se trataba de una investigación. “Esta es una investigación, tenemos que tener paciencia y esperar. La Procuraduría ha dicho que está en una investigación, tengan un poco de paciencia”, manifestó.


Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí