El FBI y la Policía dominicana investigan si al menos ocho turistas que murieron misteriosamente en la República Dominicana fueron

El FBI y la Policía dominicana investigan si al menos ocho turistas que murieron misteriosamente en la República Dominicana fueron envenenados por alcohol adulterado, según reporte el periódico digital The Post.

Según una publicación del portal, las autoridades quieren saber quiénes suministraron las bebidas alcohólicas que bebieron las víctimas en los minutos y horas previos a su muerte durante el año pasado, y si las bebidas contenían algún químico peligroso en ellas, dijeron fuentes policiales. Indica que el FBI está ayudando y llevará muestras de sangre de los muertos a su centro de investigación en Quantico, Virginia.

El portal señala que el gobierno dominicano insiste en que las muertes son incidentes aislados, mientras que los representantes de los dos centros turísticos donde murieron las víctimas, el Hard Rock Hotel & Casino y Bahía Príncipe, describieron las muertes como simples accidentes. Pero la mayoría de las muertes tienen similitudes, ya que involucran a adultos aparentemente sanos, al menos algunos de los cuales bebían del minibar de su habitación de hotel antes de enfermarse gravemente de repente. Cinco turistas estadounidenses han muerto en circunstancias misteriosas en la isla este año, mientras que la familia de otros dos que murieron en 2018 dice que ahora sospechan que sus seres queridos se han enfrentado a un juego sucio.

Nuevo fallecimiento

Mientras una turista estadounidense fue encontrada muerta en su habitación de hotel el pasado lunes en el Hotel Excellence Resort en Punta Cana, la octava persona estadounidense encontrada muerta este año luego de venir a vacacionar.

Se trata de Leyla Cox, quien vino al país de vacaciones para celebrar su cumpleaños 53 un día antes de ser hallada muerta, era procedente de Staten Island, en Nueva York.

Según una entrevista a su hijo William Cox, publicada en un diario local de ese conado, viajó al país para celebrar su cumpleaños el día 2 de junio y pretendía volver el día 12.

William Cox, hijo de la víctima, manifestó que considera el caso sospechoso, debido a los demás casos mortales de turistas en circunstancias aún no esclarecidas.

“Me siento abrumado, confundido y en shock… Tengo razón para estar sospechando”, comentó de acuerdo a una información publicada por el New York Post.

Otros turistas que han muerto

Robert Wallace, de 67 años, residente de Turlock, California, murió luego de enfermarse en el Hard Rock Hotel & Casino en Punta Cana el 12 de abril.

John Corcoran murió a finales de abril en su habitación de hotel en República Dominicana, según un comunicado de su hermana, empresaria y la estrella de televisión “Shark Tank” Barbara Corcoran.

Miranda Lynn Schaup Werner, de 41 años de edad, falleció el 30 de mayo mientras se encontraba junto a su pareja Daniel Frank Werner, de 49 años de edad, celebrando el décimo aniversario de bodas en el hotel Bahía Príncipe del complejo Turístico Playa Nueva Romana.

Los turistas estadounidenses Edward Nathaniel Holmes, de 63 años, y Cynthia Ann Day, de 49, fueron encontrados muertos al interior de su habitación el pasado 30 de mayo, por un trabajador de un hotel en San Pedro de Macorís. La Procuraduría General de la República dio a conocer la semana pasada que esas muertes ocurrieron de manera natural.

Primeros casos

Los turistas estadounidenses que fueron reportados como desaparecido en Samaná el pasado mes de marzo, murieron en un accidente de tránsito en la altura del kilómetro 19 de la autopista Las Américas, de acuerdo con las evidencias presentadas por la Policía Nacional, pero el FBI aún no dado por concluidas sus investigaciones. Orlando Moore, de 40 años, y Portia Ravenelle, de 52, era una pareja nativa del suburbio de Mount Vernon, en Nueva York, quienes tras unas vacaciones salieron de Samaná hacia el aeropuerto Internacional de las Américas a tomar el vuelo que les llevaría de regreso a su casa, pero nunca llegaron.

Turista golpeada

Luego, la turista Tammy Lawerce-Daley denunció en sus redes sociales que en enero durante sus vacaciones de ensueño, con su esposo, se convirtieron en pesadilla cuando fue víctima de “un brutal ataque en el Majestic Elegance Resort, de Punta Cana.

RD figura entre los países más seguros de América

El embajador dominicano en la Federación de Rusia, José Manuel Castillo Betances, valoró los avancse de República Dominicana en materia de seguridad ciudadana en la última década al pasar de un índice de 23 homicidios por cada 100 mil habitantes a 10 homicidios en 2019. Explicó que una tasa que sobrepase los 10 homicidios es considerada como una epidemia por la organización mundial de la salud, por lo que República Dominicana ha logrado dar un gran salto en materia de seguridad que la libera de la fatídica cifra, en el contexto de una región cuya tasa promedio alcanza los 40 homicidios por cada 100 mil habitantes, y con países que sobrepasan la media de 60 homicidios. En tal sentido, el diplomático dominicano elogió la política social y de empleo del gobierno dominicano, cuyo propósito contribuye a reducir la atroz desigualdad social que caracteriza la región latinoamericana y caribeña, reduciendo los desequilibrios sociales y generando mayores espacios y oportunidades, para la juventud. Castillo Betances puntualizó que la región de América Latina y el Caribe debe plantearse un plan integral de seguridad ciudadana que implique el desarrollo de su capital humano, un código especial contra el crimen complejo y un programa de desarme por la vida.



Según una publicación del portal, las autoridades quieren saber quiénes suministraron las bebidas alcohólicas que bebieron las víctimas en los minutos y horas previos a su muerte durante el año pasado, y si las bebidas contenían algún químico peligroso en ellas, dijeron fuentes policiales. Indica que el FBI está ayudando y llevará muestras de sangre de los muertos a su centro de investigación en Quantico, Virginia.

El portal señala que el gobierno dominicano insiste en que las muertes son incidentes aislados, mientras que los representantes de los dos centros turísticos donde murieron las víctimas, el Hard Rock Hotel & Casino y Bahía Príncipe, describieron las muertes como simples accidentes. Pero la mayoría de las muertes tienen similitudes, ya que involucran a adultos aparentemente sanos, al menos algunos de los cuales bebían del minibar de su habitación de hotel antes de enfermarse gravemente de repente. Cinco turistas estadounidenses han muerto en circunstancias misteriosas en la isla este año, mientras que la familia de otros dos que murieron en 2018 dice que ahora sospechan que sus seres queridos se han enfrentado a un juego sucio.

Nuevo fallecimiento

Mientras una turista estadounidense fue encontrada muerta en su habitación de hotel el pasado lunes en el Hotel Excellence Resort en Punta Cana, la octava persona estadounidense encontrada muerta este año luego de venir a vacacionar.

Se trata de Leyla Cox, quien vino al país de vacaciones para celebrar su cumpleaños 53 un día antes de ser hallada muerta, era procedente de Staten Island, en Nueva York.

Según una entrevista a su hijo William Cox, publicada en un diario local de ese conado, viajó al país para celebrar su cumpleaños el día 2 de junio y pretendía volver el día 12.

William Cox, hijo de la víctima, manifestó que considera el caso sospechoso, debido a los demás casos mortales de turistas en circunstancias aún no esclarecidas.

“Me siento abrumado, confundido y en shock… Tengo razón para estar sospechando”, comentó de acuerdo a una información publicada por el New York Post.

Otros turistas que han muerto

Robert Wallace, de 67 años, residente de Turlock, California, murió luego de enfermarse en el Hard Rock Hotel & Casino en Punta Cana el 12 de abril.

John Corcoran murió a finales de abril en su habitación de hotel en República Dominicana, según un comunicado de su hermana, empresaria y la estrella de televisión “Shark Tank” Barbara Corcoran.

Miranda Lynn Schaup Werner, de 41 años de edad, falleció el 30 de mayo mientras se encontraba junto a su pareja Daniel Frank Werner, de 49 años de edad, celebrando el décimo aniversario de bodas en el hotel Bahía Príncipe del complejo Turístico Playa Nueva Romana.

Los turistas estadounidenses Edward Nathaniel Holmes, de 63 años, y Cynthia Ann Day, de 49, fueron encontrados muertos al interior de su habitación el pasado 30 de mayo, por un trabajador de un hotel en San Pedro de Macorís. La Procuraduría General de la República dio a conocer la semana pasada que esas muertes ocurrieron de manera natural.

Primeros casos

Los turistas estadounidenses que fueron reportados como desaparecido en Samaná el pasado mes de marzo, murieron en un accidente de tránsito en la altura del kilómetro 19 de la autopista Las Américas, de acuerdo con las evidencias presentadas por la Policía Nacional, pero el FBI aún no dado por concluidas sus investigaciones. Orlando Moore, de 40 años, y Portia Ravenelle, de 52, era una pareja nativa del suburbio de Mount Vernon, en Nueva York, quienes tras unas vacaciones salieron de Samaná hacia el aeropuerto Internacional de las Américas a tomar el vuelo que les llevaría de regreso a su casa, pero nunca llegaron.

Turista golpeada

Luego, la turista Tammy Lawerce-Daley denunció en sus redes sociales que en enero durante sus vacaciones de ensueño, con su esposo, se convirtieron en pesadilla cuando fue víctima de “un brutal ataque en el Majestic Elegance Resort, de Punta Cana.

RD figura entre los países más seguros de América

El embajador dominicano en la Federación de Rusia, José Manuel Castillo Betances, valoró los avancse de República Dominicana en materia de seguridad ciudadana en la última década al pasar de un índice de 23 homicidios por cada 100 mil habitantes a 10 homicidios en 2019. Explicó que una tasa que sobrepase los 10 homicidios es considerada como una epidemia por la organización mundial de la salud, por lo que República Dominicana ha logrado dar un gran salto en materia de seguridad que la libera de la fatídica cifra, en el contexto de una región cuya tasa promedio alcanza los 40 homicidios por cada 100 mil habitantes, y con países que sobrepasan la media de 60 homicidios. En tal sentido, el diplomático dominicano elogió la política social y de empleo del gobierno dominicano, cuyo propósito contribuye a reducir la atroz desigualdad social que caracteriza la región latinoamericana y caribeña, reduciendo los desequilibrios sociales y generando mayores espacios y oportunidades, para la juventud. Castillo Betances puntualizó que la región de América Latina y el Caribe debe plantearse un plan integral de seguridad ciudadana que implique el desarrollo de su capital humano, un código especial contra el crimen complejo y un programa de desarme por la vida.

Comenta con Facebook

Deja un comentario