El humo de los intensos incendios forestales que sacuden Australia se podía ver a unos 12.000 kilómetros de distancia, en Chile, como se aprecia en estas imágenes filmadas en Santiago.

Se cree que un canal meteorológico sirvió como conducto a través del cual el humo viajó a través del Océano Pacífico.

Comenta con Facebook

Deja un comentario