SANTO DOMINGO.- El Parque Mirador Sur recibió ese nombre por parte de las autoridades que iniciaron su creación, en 1968, por ser este espacio, una terraza mirador hacia el mar Caribe.

La referida área verde, que en principio fue un potrero baldío expropiado a la familia Henríquez por Héctor Trujillo, un hermano del dictador Rafael Leónidas Trujillo, se caracterizó por ser un el bosque costero, vegetación original de esta zona de la isla, pero en los procesos de reforestación se plantó un sinnúmero de especies, en su mayoría introducidas. Desde 1998, tras el paso del huracán George, se refuerza allí la siembra de especies endémicas y nativas, y se realizan programas para eliminar plantas invasoras como la leucaena, el nin y la casuarina.

En el reciente estudio de tesis de maestría: “Estimación de cantidad de biomasa y carbono forestal almacenado en el bosque del Parque Mirador Sur”, se revaloriza este lugar ecológicourbano, dado el rol ambiental que juega su vegetación en la generación de aire puro.

Su impacto ambiental

Según la ingeniera forestal Francisca Rosario Familia, este lugar sirve para reducir los gases de efecto invernadero, que se traducen en fenómenos atmosféricos cada vez más adversos, que generan dislocaciones a las especies por la variación del clima. “El Parque Mirador, que tiene secuestrados unos 4,100 de dióxido de carbono, lo que significa que siestos árboles fuesen eliminados, por el proceso de descomposición, esa misma cantidad de carbono seria liberada a la atmósfera y esa es la importancia de ese bosque, que cada día tiene un mayor potencial de absorción”, comentó Rosario.

Indicó que un árbol grande puede absorber hasta 150 kilogramos de dióxido de carbono al año. Al margen de esa dinámica, lo más importante es que los bosques urbanos sirven para regular las temperaturas en las ciudades.
Por otro lado, la experta también manifestó que este parque sirve de refugio a una gran variedad de especies animales, entre las que figuran aves como la cotorra (Amazona ventralis), el perico (Psittacara chloropterus), el pájaro bobo (Coccyzus longirostris), la candelita (American Redstart), además de ser un punto importante en la ruta de las aves migratorias.

Ventajas

Rosario resalta que otra de las ventajas del Mirador Sur es que recoge las partículas o trazas de las actividades humanas que pululan en el aire, las cuales son atrapadas por las hojas de los árboles.

“Otro detalle es la plusvalía que adquieren las viviendas del lugar, por la belleza escénica y el confort que percibe quien hace vida en la zona, ya que este mitiga los ruidos, reduce la contaminación etc”, dijo. Entre las actividades que allí se desarrollan están los gimnasios creados por la Alcaldía del Distrito Nacional, ruta ciclística, juego de béisbol, instalaciones de áreas infantiles y amplias vías para caminar.

— Seguridad
Otro requerimiento del parque para generar tranquilidad es la iluminación y una vigilancia permanente, especialmente en horas de la noche, dijo Rosario.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí