NUEVA YORK. Harvey Weinstein se declaró inocente de cargos de violación y actos sexuales criminales en una breve audiencia el martes ante un juez en Nueva York. Su abogado prometió que tratará de ganar el caso antes que vaya a juicio.

Weinstein se bajó de una camioneta y fue escoltado en medio de una multitud de periodistas antes de pasar unos minutos respondiendo una serie de preguntas del juez sobre si entendía sus derechos.

No se detuvo a hablar con los reporteros ni respondió preguntas que algunos le gritaron. Estuvo de vuelta en su camioneta apenas 40 minutos después. Su abogado, Ben Brafman, dijo a periodistas que el caso era “inminentemente defendible” en base en lo que han visto de la evidencia.

“Pienso que hoy es el primer día de este proceso. Comenzamos nuestra pelea ahora”, dijo, y agregó que intentará que los fiscales desestimen el caso. “Si tenemos éxito, no habría juicio”.

Un jurado investigador acusó formalmente a Weinstein la semana pasada de cargos que involucran a dos mujeres.

Una presunta víctima, que no ha sido públicamente identificada, dijo a los investigadores que Weinstein la acorraló en un cuarto de hotel y la violó. La otra acusadora, la exactriz Lucia Evans, ha dicho abiertamente que Weinstein la obligó a darle sexo oral en su oficina en el 2004. The Associated Press no identifica a presuntas víctimas de violencia sexual a menos que éstas se pronuncien públicamente.

Docenas de mujeres más han acusado a Weinstein de acoso sexual a violación.

El productor de cine de 66 años ha negado cualquier alegato de sexo no consensual. Brafman ha cuestionado la credibilidad de las supuestas víctimas y ha dicho que su cliente confía en que limpiará su nombre.

Brafman ha dicho que una acusadora y Weinstein mantuvieron una relación sexual consensual una década, incluso después de un supuesto ataque en el 2013.

“Así como es terrible el crimen de violación, hacer acusaciones falsas es igual de reprobable”, dijo Brafman.

El fiscal de Manhattan Cyrus R. Vance Jr. ha dicho que era predecible que el equipo de Weinstein atacara la integridad de las mujeres y del sistema legal.

Vance, un demócrata, se vio presionado a procesar a Weinstein por grupos de mujeres tras declinó hacerlo en el 2015, cuando una modelo italiana denunció ante la policía que Weinstein la manoseó durante una reunión.

La policía montó una operación en la que la mujer se grabó confrontando a Weinstein y éste se disculpó por su conducta. Pero Vance decidió que no había evidencia suficiente para formular cargos.

Weinstein se encuentra en libertad tras haber pagado una fianza de un millón de dólares. Ambas partes deben volver a la corte a finales de septiembre.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí