Empleada del Estado: “Mi amor por mi país es mayor que mi empleo”

0
118

María Ramírez (nombre ficticio), de 37 años, es una de los miles de manifestantes que desde la suspensión de las elecciones municipales han desfilado por la Plaza de la Bandera a mostrar su indignación contra el pleno de la Junta Central Electoral (JCE) y el Gobierno.

Ella tiene una particularidad que la diferencia de la mayoría de los que se congregan frente a la Junta: tiene casi dos años como colaboradora en una institución del Estado.

Junto a su hijo, María lleva varias noches asistiendo a la Plaza de la Bandera, y expresa su razón: «Es más fuerte el sentimiento que tengo por mi país que el puesto que tengo en el Estado«.

«Me duele mi país, porque con lo que pasó el 16 de febrero me quedé con la boca abierta», agrega mientras se cubre el rostro con Bandera Nacional y unos lentes.

La «Plaza alzá»

En los plantones, María conoció y se unió a Lauristely Peña Solano, una profesora de Literatura de 30 años, para crear el colectivo la «Plaza alzá», cuyo objetivo es velar por el bienestar del pueblo, incluso, después que pasen estas protestas y las elecciones del 15 de marzo.

La noche del martes, María y Lauristely improvisaron una mesa para recolectar datos de aquellos que se quieran agregar a la comunidad. A los que aceptaban, les entregaban un documento con el propósito de este movimiento.

«¿Y qué va a pasar después?», se pregunta Lauristely. «Nosotras estamos convencidos de que con la fuerza vamos a ganar seguidores», sostiene. El colectivo busca conquistar jóvenes y reunirse en plazas públicas para exigirle a los funcionarios el bien del país, según expresa.

En el documento que entregaron, piden que haya elecciones limpias, reestructuración de la JCE, retiro de cualquier organismo que haga injerencia, entre otros puntos.Un minuto de desahogo

Los manifestantes aprovecharon el espacio debido a la baja asistencia de personas y organizaron un círculo para todo aquel que sienta desahogarse durante 60 segundos.

Dentro de ese grupo estaban la intérprete Miriam Cruz y la comediante Lumy Lizardo, quienes expresaron su indignación, su dolor por el país y su apoyo a los jóvenes por esta iniciativa.

«Hay que estar pendientes en las elecciones del 15 de marzo», expresó una mujer de 50 años.

Algunos cantaron reguetones, insultaron a funcionarios y otros agotaron sus turnos para criticar los altos impuestos, al partido oficialista, la falta de empleo y a los que se quedan en sus casas y no vienen apoyar a los protestantes.Parodia comercial de la Junta y abucheo a Karim

Cuatro jóvenes indignados parodiaron y les cambiaron el mensaje a un comercial de la Junta que busca motivar a los jóvenes para votar en los comicios del 15 de marzo.

«No cogemos esa», «y “la respuesta pa’ cuándo», «en esta vuelta se van», fueron los mensajes con que los jóvenes le respondieron al órgano electoral.

Mientras que Karim Abu Naba’a, tuvo que salir del monumento luego de los fuertes abucheos que recibió cuando los manifestantes se dieron cuenta de su presencia.

Comenta con Facebook

Deja un comentario