El titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), Wilson Camacho, expresó que “entre una denuncia de corrupción y una medida de coerción median muchas horas de trabajo”.  

El abogado hizo este señalamiento a través de su cuenta de Twitter donde indicó que casos como la Operación Anti-pulpo toman meses de trabajo y muchas discusiones.

“Entre una denuncia de corrupción, del tipo que sea, y una medida de coerción (como Operación Antipulpo), median muchas horas de trabajo (meses), cientos de diligencias de investigación, miles de documentos revisados, decenas de personas involucradas y muchas, muchas discusiones”, se lee en el tweet.

Esta publicación se suma a otras tantas del titular de la Pepca, quien se vale de la red social para exteriorizar su “lucha contra la corrupción administrativa” y “el fin de la impunidad”.

Caso Anti-pulpo

El pasado martes 8 de diciembre, luego de más de 26 horas de audiencia, se conoció la medida de coerción contra los once imputados de la Operación Anti-pulpo dirigida por el Ministerio Público.

El magistrado José Alejandro Vargas ordenó la prisión preventiva por un período de tres meses a cumplirse en el centro sancristobalense Najayo-Hombres a siete de los acusados de corrupción y estafa al Estado, otros tres cumplen con prisión domiciliaria.

En la lista de los apresados figuran Juan Alexis Medina, cabecilla del “entramado societario” y hermano del expresidente de la República Danilo Medina; Francisco Pagán, exdirector de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe); Aquiles Alejandro Christopher Sánchez; Fernando Rosa Rosa, exdirector del Fondo Patrimonial de la Empresa Reformada (Fonper); Julián Esteban Suriel Suazo; José Dolores Santana Carmona y Wacal Bernabé Méndez Pineda.

Otros acusados que guardan prisión domiciliaria con impedimento de salida del país son Magalys Medina, hermana del expresidente Danilo Medina; Wilfredo Hidalgo Núñez, exministro de Salud Pública; y Rafael Antonio Germosén, excontralor general de la  República.

Investigaciones en el sector eléctrico

El Ministerio Público investiga el caso de un supuesto “entramado de corrupción” que operaba en las distribuidoras de electricidad (EDES) durante la pasada gestión de Danilo Medina, después de una denuncia realizada por el ministro de Energía y Minas, Antonio Almonte, en el Desayuno del Listín Diario.

El pasado sábado, el Camacho dijo que el MP va a “investigar cualquier hecho que se enteren por cualquier vía que pueda constituir un ilícito penal de corrupción”.

Al respecto, son señalados Maxy y Alexander Montilla Sierra, cuñados del expresidente Danilo Medina, de haberse beneficiado con más de RD$13,500 millones a través de varias empresas.

video

Comenta con Facebook

Deja un comentario