- Publicidad-

«Señor juez, yo sé  que lo hice mal y prometo y juro que jamás volveré a hacerlo, pido perdón a la sociedad”, fueron las palabras de Alberto Sánchez López, el hombre que castigó a su hija de siete años hincándola y colocándole un block en la cabeza, cuando fue llevado ante el juez para conocerle medidas de coerción.

Sánchez López fue llevado a la Oficina de Servicios de Atención Permanente del Distrito Judicial de Espaillat, luego de varios días detenidos por castigar de esa manera a la menor, alegando que lo hizo por su mal comportamiento.

Tras escuchar su ruego, el magistrado dispuso su libertad, pero le impuso una garantía económica de 200 mil pesos y que reciba charlas sobre orientación familiar. El hecho ocurrió en la comunidad de Borojol.

El video que mostraba la escena de violencia se hizo viral en las redes sociales, provocando el rechazo de los internautas y la reacción de las autoridades, que de inmediato procedieron a detenerlo.

Comenta con Facebook

- Publicidad-
Cargando...

Deja un comentario