Una familia de origen dominicano fue encontrada muerta en la localidad Carneys Point, en Nueva Jersey, y se presume que fue un homicidio suicidio ya que la madre y dos niños pequeños fueron encontrados adentro de la casa y el padre fue localizado afuera colgado de un árbol.

Las víctimas fueron identificadas como Ruth Esther Reyes Pérez, de 31 años, nativa de Sabana de la Mar, su hija Euriany de 5 años y Eury, de 2 años, quienes fueron hallados en un baño de su casa con heridas de arma blanca. Mientras que el hombre respondía al nombre de Eugenio Severino.

Miembros de la familia dijeron a Action News que Reyes presentó una orden de restricción contra su esposo luego de recibir amenazas de muerte de él.

Las autoridades respondieron a la escena y pudieron identificar al hombre, verificando su dirección de registro, ubicada en el complejo de apartamentos Penns Grove Gardens.

En tal sentido, la policía de Penns Grove se dirigió al departamento y encontró a una mujer y dos niños pequeños muertos.

“Fuimos conducidos aquí desde un cuarto cuerpo que fue recuperado en Carneys Point”, dijo el jefe Patrick Riley de la policía de Penns Grove.

Keyla Padilla, amiga de la madre dominicana que se mudó a Nueva Jersey en 2016, llegó a la escena temiendo lo peor. “Estoy en estado de shock. Tengo miedo. Estoy muy preocupado”, dijo Padilla.

Ella describió a Reyes como una buena madre y una persona amable. “Ella es una gran persona, siempre estuvo allí para sus hijos, siempre trabajando. Si no trabajaba, estaba en su casa. Era muy humilde y se mantenía sola. Muy amable”, dijo Padilla.

Las muertes están siendo investigadas actualmente por el Departamento de Policía de Carneys Point, el Departamento de Policía de Penns Grove, la Oficina del Fiscal del Condado de Salem y la Policía Estatal de Nueva Jersey.

Comenta con Facebook

Deja un comentario