ICO: La difícil tarea de captar recursos

0
10

Hemos escuchado hablar muchos aspectos de las criptomonedas, pero quizás aún haga falta escuchar respecto a las ICO, de ser así te adelanto que es una pieza fundamental que debes conocer dentro de este fascinante rompecabezas.

La intensión de este artículo es explicar de la forma más sencilla posible, los aspectos fundamentales que involucran la creación de una moneda digital, por ello es importante partir de la base, para entender su funcionamiento.

Recordemos que para que el Bitcoin se convirtiera en lo que es hoy en dia, debió ganarse la confianza del mundo entero, para de esta forma poder convertirse en un peso pesado de la economía digital que incluso ha traspasado al mundo real, superando el precio de las monedas tradicionales.

En palabras simples, para que una criptomoneda sea respetada, amerita que el mayor número de personas posible coincidan en que es «buena», en caso de que suceda lo contrario y se considere como «mala» entonces sencillamente fracasará.

¿Y cómo se logra que un proyecto de nueva criptomoneda florezca? La respuesta está en el ICO (Initial Coin Offering) traducido al castellano, es la Oferta inicial de moneda, lo cual sería la carta de presentación del proyecto.

Colecta de recursos

Para desarrollar un proyecto es necesario contar con inversores que se cautiven con las propuestas y que prácticamente a ciegas decidan aportar una modesta cantidad de recursos para costear el desarrollo del mismo, pensando en la recompensa futura, en caso de que este se consolide.

Los fondos que se logren en esta etapa permitirán pagar el equipo de desarrollo, el sitio web y demás gastos de promoción de la ICO, es decir, se puede considerar como una pre-venta en donde a través de una bien diseñada estrategia de marketing se muestran los objetivos de la nueva criptodivisa.

Podría ser comparada con la etapa en la que un empresario es llamado a una reunión de presentación de un proyecto, en donde se te da la oportunidad de ser uno de los primeros en participar en un negocio rentable que pudiera generarles buenos dividendos.

Durante la oferta inicial las monedas no existen, pero serán esos primeros inversionistas los poseedores de los tokens, que serán adquiridos por un precio muy bajo y que en caso de concretarse su revalorización se convertirá en un activo importante que puede ser revendido.

Es importante destacar que durante las ICO no se adquiere propiedad, simplemente se ganan monedas iniciales y ventajas de participación antes de la consolidación del proyecto.

Pero esta etapa es crucial, porque pese a ser el primer paso, es quizás el más importante, por lo que resulta imprescindible esmerarse en una buena campaña de marketing, que incluya mucha publicidad en las redes, ofreciendo tokens gratuitos, además de banners y videos que den a conocer el producto.

Un poco de historia

La primera ICO de la que se tenga registro fue el de Mastercoin (OMNI), la cual recaudó 5 millones de dólares en Bitcoin en el año 2013. Luego de su éxito otros proyectos siguieron el mismo modelo.

Entre ellos Ethereum en 2016, recaudando 18 millones de dólares en tan solo un mes, también se sumó Waves, recolectando 16 millones de dólares, demostrando así la efectividad del uso de las ICO.

Riesgos

Como en todo negocio, las ICO traen consigo la existencia de riesgos, por lo cual se debe ser muy cuidadoso al momento de decidir invertir en algún proyecto, por ello es importante considerar los siguientes aspectos para prevenir una eventual estafa:

1. Resulta extraño que los desarrolladores no utilicen sus nombres reales, sino pseudónimos.

2. Que durante el proceso de recaudación de fondos las cuentas no utilicen multifirmas.

3. Cuando presentan objetivos pocos realistas, una hoja de ruta confusa y se presentan objetivos alcanzables.

4. Falta de transparencia en la divulgación de los avances que se alcanzan en cada etapa del proyecto.

Si algunas de estas características están presentes en un proyecto, es mejor estar alerta, ya que si bien los retornos de inversión pueden ser astronómicos, nunca debemos olvidar que las ICO son inversiones de alto riesgo.

Sobre el Autor:

Soy Andrés Gananci, un emprendedor y aventurero apasionado de la vida. Fundé mi primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigo viajando por el mundo mientras trabajo desde casa.

Editor de Gananci.com

También puedes encontrarme en Facebook y Gmail.

Comenta con Facebook

Deja un comentario