La Asociación Dominicana de Administradoras de Fondos de Pensiones (ADAFP) aclaró que ante una situación de emergencia, como es el caso del COVID-19, la solución no debe ser destruir en tres meses el patrimonio que por más de 16 años, con “buena gestión”, se ha logrado alcanzar para los trabajadores afiliados a las AFP.

A través de una nota de prensa, la entidad dijo que el pedido que se ha hecho en los últimos días en las redes sociales y en algunos medios de comunicación para que se usen parte de los fondos de pensiones para el pago de tres meses de salario como una forma de contrarrestar los efectos del COVID-19, no es viable porque el patrimonio de los trabajadores afiliados no se encuentra como dinero efectivo guardado en una caja, ni está todo depositado en una cuenta corriente de la que se pueda hacer retiros.

“Para disponer de ese dinero, habría que vender grandes inversiones en el mercado secundario, lo que hace que se trate de algo inviable en las actuales circunstancias, y sería generador de efectos indeseados para el país, como inflación, desempleo, incremento de tasas de interés y presión en la tasa de cambio”, destacó la organización en el comunicado.

La asociación, dirigida por Kirsys Jaquez, indicó que esas inversiones se canalizan, principalmente, a través de títulos, como bonos, acciones y otros vehículos de inversión en el mercado de valores. De esa forma, los fondos crecen y permiten crear un patrimonio mayor para las pensiones de los afiliados.

Comenta con Facebook

Deja un comentario