La Asociación Nacional de Afiliados a la Seguridad Social (Asonafis) solicitó este martes al presidente Luis Abinader la eliminación de las AFP y las ARS, debido al alto costo que representan para los usuarios de los servicios de salud y la reducción de los ahorros de los trabajadores futuro en medio de la pandemia.

El presidente de la entidad, Joel Rodríguez condenó que en el actual esquema de seguridad social y los empresarios obtengan mayor beneficio de los recursos que se les descuenta a los trabajadores y demandó la creación de un órgano único de pensiones a cargo del Estado.

“Viendo este proceso y la indolencia en tiempo de COVID-19 que tienen estas instituciones, porque no han estado de la mano del afiliado, estamos demandando la creación de un órgano único de pensiones a cargo del Estado y así eliminar la AFP”, indicó Joel Rodríguez.

Rodríguez señaló que la mediación que realizan las empresas privadas de los recursos financieros de los trabajadores no garantiza una pensión digna para sus afiliados, pues con el actual sistema las pensiones serían de menos de seis mil pesos.

“Evidentemente que hay que modificar la ley 87-01, por eso Asonafis responsablemente solicita la eliminación de las AFP y ARS, en ese sentido tanto la creación de un órgano único, que aumente mínimamente un 2% esos capitales individuales, para garantizar recursos financieros para que el afiliado pueda resolver la canasta básica familiar”, dijo.

Con respecto al tema de las ARS, señaló que todos los afiliados al sistema podrían pasar al Seguro Nacional de Salud (Senasa). El presidente de Asonafis manifestó que el sistema actual que exhibe el país “ni es seguro, pero tampoco social”.

“El día de mañana nos sumaremos y estaremos piqueteando las AFP del país e iniciaremos con la del Banco popular”, advirtió.

De su lado, la Asociación de Usuarios de la Seguridad Social (Asodomuss) indicó que es pertinente requerir la devolución a familiares la suma de más de tres mil millones de pesos acumulados en las AFP de personas fallecidas, como por igual los fondos generados por sus afiliados que por razones de edad no calificaron para recibir pensiones.

“Más de tres mil millones están en manos de las AFP, dinero que es propiedad de los familiares fallecidos y por imposiciones burocráticas y hasta de conveniencia se la ponen difícil a los familiares para recibir lo que les corresponde por ley”, argumentó el presidente de la entidad, Edwin De La Cruz.

Anunció también que la institución que preside organizará piquetes ante las diferentes administradoras de pensiones y la misma superintendencia, a fin de que busquen mecanismos de información para que los familiares de los fallecidos y los afiliados en general, conozcan sus derechos y se agilicen sin tantas trabas, la entrega de los recursos retenidos.

Comenta con Facebook

Deja un comentario