Radhamés Martínez, gerente de relaciones institucionales en el Grupo Puntacana, indicó que la instalación de la zona franca en el distrito Verón-Punta Cana ofrecerá desde 300 hasta 400 empleos en una primera fase.

“Se irá desarrollando por etapas y a medida que sea requerido por el propio negocio se aumentaran los puestos de trabajo”, agregó, según El Tiempo.

Dijo que el monto de inversión del proyecto,  liderado por el Grupo Puntacana, asciende de unos 4 a 5 millones de dólares, que se manejarán de manera gradual.

La zona franca estará ubicada específicamente en Cabo Engaño, y operará en sus inicios bajo un modelo de negocio de servicios y almacenaje, por la cercanía que tiene del aeropuerto internacional de Punta Cana, desde donde se podrían acaparar el flujo de exportaciones e importaciones de manera abundante logrando así mayor dinamismo económico en este destino que actualmente se alimenta del turismo.

De su lado, Jaime Lockward, uno de los ingenieros ambientales de la compañía Lamener, empresa dedicada a realizar estudios y ofrecer soluciones que minimicen el impacto de proyectos empresariales al Medio Ambiente, expresó que, para la referida construcción de la zona franca se contará con unos 53 solares adecuados sobre un terreno donde la población a futuro no se contempla debido a sus características.

Comenta con Facebook

Deja un comentario