Le donó un riñón a su exesposo para que sus hijas no se quedaran sin padre

0
33

Kelly Hope y Dan Pyatt fueron marido u mujer durante muchos años y procrearon 2 hijas; sin embargo, hace 5 años decidieron ponerle punto final a su matrimonio.

Generalmente, cuando se da un rompimiento de pareja suele ser complicado respecto a la relación que ambos deben llevar cuando de por medio hay hijos. Hay quienes lo toman de forma madura y tratan de llevar siempre la fiesta en paz, mientras que otros, desafortunadamente, se la viven en constante pleito.

Pero esta mujer ha dado un gran ejemplo luego de por propia voluntad, decidiera donarle un riñón a su exesposo y por el cual estuvo esperando casi un año.

Después de someterse a los exámenes de compatibilidad que resultaron positivos, la cirugía resultó bien y ambos se encuentran en perfecto estado de salud.

“Aunque ya no estemos juntos, no estoy preparada para que mis hijas se queden sin padre. Puede que no estemos casados ​​ahora, pero todavía somos una gran familia y tuve que hacer ese sacrificio para mantener a nuestra familia unida”, dijo en entrevista al periódico Mirror.

Y es que la historia de amor entre Kelly y Dan es bastante peculiar, ya que se conocieron cuando tenían 11 años, a los 18 iniciaron un romance y se casaron 13 años después, pero fue al primer año de matrimonio cuando él fue diagnosticado con una enfermedad renal irreversible.

Cuando nació su segunda hija, a Dan le indicaron que en 10 años necesitaría del trasplante para sobrevivir. Conforme su salud empeoró, vinieron los problemas en el trabajo, los cuales afectaron la relación martial, así que decidieron divorciarse.

Kelly continuó acompañando a Dan al hospital.

Comenta con Facebook

Deja un comentario