Para acondicionar un spa en casa es recomendable elegir un lugar espacioso y limpio, productos humectantes y exfoliantes, preferiblemente naturales, así como velas aromáticas y música, entre otros elementos.

El Día de las Madres está a la vuelta de la esquina. Sin embargo, a la hora de decidir qué regalarles, muchos hijos no tienen una idea clara. Si eres de los que aún están indecisos, una buena idea es preparar un spa en casa, lo que hará sentir a mamá como una reina.

Para lograrlo, busca un lugar de la casa espacioso, donde mamá se sienta libre, lo más recomendable es que sea en el baño. Luego, elimina la contaminación visual, para que no haya nada que la distraiga, elige una música suave y consigue velas aromáticas, ya que la aromaterapia es clave para cualquier tratamiento de spa. Utiliza olores como jazmín, lavanda y albahaca.

Le enseñamos cómo “montar” un spa en casa para mamá

Para disfrutar de un día de spa en casa son necesarios los tratamientos hidratantes para nutrir la piel a profundidad. Primero que nada identifica el tipo de piel de tu mamá, observar si padece de alguna alergia, puntos negros o manchas; teniendo en cuenta esto podrás optar por los productos adecuados. Después, continúa con una limpieza facial, puedes auxiliarte de productos naturales como leche, yogurt, aceite de oliva, etc.

La exfoliación es clave para revitalizar y humectar su piel, para que luzca luminosa y suave. Elige exfoliantes con ingredientes naturales que incluyan azúcar, aceite de almendras y algún jugo de fruta cítrica como naranja o mandarina. Mezcla todos los ingredientes en un recipiente de vidrio y aplícalos sobre su piel húmeda con movimientos circulares suaves para no rayar y lograr una exfoliación profunda y humectante.

Para continuar con la relajación, hazle un buen masaje pasando tus manos por todo su cuerpo ejerciendo cierta presión, primero en los hombros, brazos y antebrazos; y después las piernas, haciendo especial énfasis en las zonas de pliegue, por ejemplo, detrás de las rodillas. Es recomendable utilizar algún aceite, ya que éste contribuye a la reducción de la celulitis. Además, es una buena opción usar toallas calientes, para colocarlas ligeramente húmedas sobre la cara de mamá antes de aplicarle cualquier tratamiento. Esto te ayudará a abrir lus poros y hará que los productos que apliques sobre la piel tengan una penetración más profunda y efectiva. Una vez hecho lo anterior, procede a preparar la bañera, asegúrate que la temperatura del agua esté caliente, esto permitirá que los músculos se relajen; agrega de dos a cuatro cucharadas grandes de sales de baño o bien aceites corporales.

Para lograr un ambiente relajante en casa

Asegúrate de que los compromisos de mamá, las tareas y las responsabilidades no le preocupen ese día. Asimismo, debes de tener en orden una bata cómoda y un par de pantuflas, una esponja para baño y una toalla de algodón. Prende algunas velas aromatizantes, abre las persianas, guarda los objetos que no sean necesarios y procura que el lugar esté lo más despejado de objetos innecesarios.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí