La jueza del Séptimo Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional,  dictó  esta noche auto de apertura a juicio en contra del  general de brigada de la Policía Nacional, José Alejandro Antonio Acosta Castellanos, acusado de  seducir a una menor edad.

La magistrada Yanibet Rivas dispuso que el oficial responda por ante un juicio de fondo los hechos que le imputa la Fiscalía del Distrito Nacional, de seducir a una menor de edad, cuyo nombre se omite por razones legales.

Asimismo, el tribunal vario la prisión preventiva que pesaba en contra del imputado, la cual cumplía en la cárcel de Manoguayabo y dispuso el pago de una garantía económica de cien mil pesos en efectivo, impedimento de salida y presentación periódica para firmar el libro de registro los día 27 de cada mes.

La jueza tomó la decisión de dictar auto de apertura a juicio en contra de Acosta Castellanos, tras acoger las pruebas presentadas en su contra por el Ministerio Público, al tiempo que acogió dos pruebas de los abogados del imputado, doctores Ingrid Hidalgo y Pedro Duarte Canaàn.

El pasado mes de julio el juez de Atención Permanente del Distrito Nacional, José Alejandro  Vargas, dictó tres meses de prisión preventiva contra del general.

En torno al caso, también fue involucrado el coronel Ángel Antonio Bautista Piña, de quien el Ministerio Público detalla que éste la conoció por medio del general en julio de 2018 y que aun sabiendo que la chica era menor de edad, éste también entabló una “relación sentimental con la adolescente” y que además un video sexual de la víctima y el coronel circula en internet.

El expediente se encontraba en el Sexto Juzgado de la Instrucción, ya que era el tribunal que tenía el control del caso, pero tan pronto el Ministerio Público depositó la acusación fue declinado al séptimo juzgado.

De acuerdo al acta de acusación, el general de brigada habría hecho abortar, en dos ocasiones, a la adolescente con quien supuestamente estuvo involucrado sentimentalmente desde que esta tenía 15 años de edad.

En la misma acusación se describe que durante la relación que la joven mantuvo con el general Acosta Castellanos “esta quedó embarazada en dos ocasiones, una en el año 2017 y la otra en el 2018. Ante esa situación el imputado le habría dicho a la joven que ella no podía tener bebé, que se hiciera un aborto”. “Para esto, en la última ocasión le mandó trece mil pesos (RD$13,000) y le compró las pastillas abortivas Cytotec”, detalla el expediente.

Según el relato de los hechos por la fiscalía, el general “en pleno conocimiento de que la víctima era menor de edad, la llamaba para que se juntara en un parque que se encuentra en los alrededores del hogar de ésta y sostenía relaciones sexuales en su vehículo. De igual modo, se desplazaban a un apartamento del imputado donde también sostenían relaciones sexuales.

Según el expediente, la madre de la menor declaró que su hija fue enviada a la cárcel de Rafey por instrucciones de Bautista Piña a extorsionar a un narco con 120,000 pesos.

La señora comentó que vio en el teléfono que le quitó a su hija, que el coronel Bautista Piña le puso un uniforme de policía, le dio una pistola y la mandó a la cárcel de Rafey donde “un capo” a buscar 120,000 pesos.

Comenta con Facebook

Deja un comentario