A finales de mayo, un Boeing 737 de la compañía neerlandesa Transavia Airlines efectuaba un vuelo desde la ciudad de Ámsterdam (Países Bajos) a Gran Canaria (España) cuando tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en la ciudad de Faro (Portugal). La razón fue el insoportable olor corporal de uno de los pasajeros.

El fuerte hedor del hombre hizo que otros pasajeros vomitaran y hasta empezaran a desmayarse después del despegue del avión en el aeropuerto de Schiphol. Los testigos dijeron que el hombre “apestaba como si no se hubiera bañado durante semanas”.

Este lunes, los medios rusos informaron que ese pasajero, que era el músico ruso Andrey Suchilin, falleció tras sufrir una fuerte enfermedad infecciosa. El olor desagradable que le costó la expulsión de aquel vuelo fue causado precisamente por esa infección.

“Andrey se ha ido”, escribió en Facebook su amiga cercana Lydia Tikhonovich. Tras el incidente en el avión, Tikhonovich se encargó a informar a los amigos y suscritores del músico sobre el estado de su salud. La mujer confirmó que Suchilin había sido expulsado del vuelo y explicó que la causa del olor era una enfermedad que había contraído el músico.

Según contó su amiga, poco después del incidente, el músico estuvo en cuidados intensivos y cayó en coma. Los médicos portugueses le practicaron varias cirugías pero no lograron detener la necrosis tisular. Finalmente, sus pulmones, corazón y riñones fallaron y Suchilin murió.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí