Robert Neary, juez de la Corte Suprema del condado de Bronx, quien condenó a cinco de los acusados de la muerte de Lesandro «Junior» Guzmán, dijo a uno de estos “tu no eres un verdadero dominicano”, por la participación en el crimen. 

El juez se refirió a Antonio Rodríguez Hernández Santiago, de 25 años de edad quien fue condenado a 25 años de por vida.

De acuerdo a medio Pix 11, Hernández Santiago dijo que era “un verdadero dominicano”, cuando fue arrestado en Paterson, Nueva Jersey el 24 de junio de 2018.

Pero el juez le señaló a Hernández el viernes 11 de octubre, cuando dictaba sentencia, que «los verdaderos dominicanos» trabajan duro, buscan educación y obedecen la ley.

Robert Neary no había expresado ningún tipo de valoraciones durante las seis largas semanas de juicio por la muerte de Junior Guzmán.

El juez fue graduado de la facultad de Derecho de la universidad de St. Jhon, pasando luego 28 años como fscal en el condado de Westchester.

En tanto al juicio de los miembros del grupo “The sure” de Los Trinitarios, es el caso de más “alto nivel” de su carrera judicial.

La sentencia se produce después de que cinco miembros de la pandilla Los Trinitarios fueron condenados en por cargos de asesinato en primer grado, asesinato en segundo grado, asalto en pandilla en segundo grado y conspiración en segundo grado.

El viernes también fueron condenados Jonaiki Martínez Estrella, José Muñiz, Manuel Rivera y Elvin García. 

Originalmente estaban programados para ser condenados el 16 de julio, pero la sentencia fue postergada tres veces.

Un total de 15 hombres fueron acusados en relación con el apuñalamiento fatal del adolescente en la acera de una bodega, incluidos dos que se convirtieron en testigos que cooperaron en el caso de enjuiciamiento.

Frederick Then, Ronald Ureña, José Tavárez, Danel Fernández, Gabriel Ramírez Concepción, Danilo Payamps Pacheco y Luis Caberasantos también enfrentarán juicio por asesinato en segundo grado, aunque sus casos pueden no ser escuchados hasta 2020.

Cuando los hombres fueron declarados culpables en junio, la madre de Guzmán-Feliz, Leandra Feliz, dijo que la violencia debe detenerse. «No voy a tener a mi hijo de regreso, pero esos asesinos, esos asesinos no van a estar afuera matando a otros niños».

La muerte de Guzmán-Feliz atrajo la atención nacional: #JusticeForJunior se convirtió en un grito de guerra para los neoyorquinos y las personas de todo el mundo, ya que exigieron justicia para el adolescente después de su muerte.

Comenta con Facebook

Deja un comentario