- Publicidad-

Una inusual oferta de trabajo se ha abierto en la bahía de San Francisco, Estados Unidos. Según informaron medios locales se está ofreciendo la suma de 130.000 dólares al año a la pareja que esté interesada trabajar como guardianes del East Brother Light Station.

El faro, cuyo origen data de 1874, está ubicado en una pequeña isla al norte del puente Richmond-San Rafael, informó el sitio SFGATE. Actualmente, también funciona como una posada abierta cuatro días a la semana y la isla está disponible para uso diurnos y eventos especiales.Los actuales responsables del East Brother Light Station, Che Rodgers y Jillian Meeker, pronto dejarán el trabajo, por lo que a partir de abril la vacante estará abierta para los interesados. Sin embargo cualquiera no podrá competir por el puesto, ya que se requieren habilidades especiales.

Según el citado medio los candidatos deberán estar preparados para mantener el faro funcionando y atender a los inquilinos que se hospeden.

  Entre las habilidades requeridas está: saber preparar comidas gourmet, limpiar, atención al cliente y organizar todo los suministros del lugar. Además pilotar el único barco de la estación para mover a los clientes dentro y fuera de la pequeña isla. Por tanto al menos uno de los dos debe “tener una licencia de capitán de la Guardia Costera de EEUU”, escribió la organización sin fines de lucro que opera el lugar.
Igualmente, los nuevos guardianes tendrán que pasar un “curso de entrenamiento de dos semanas”, agregó la ONG.

El faro casi fue destruido en 1970 pero el trabajo realizado por un grupo de activistas de la localidad logró salvarlo. Gracias a esa labor, el East Brother Light Station forma parte del Registro Nacional de Lugares Históricos.

Según informaron los actuales cuidadores, el trabajo en el faro aunque puede ser muy bello, es agotador. Rodgers y Meeker supervisarán el proceso de entrevistas y la selección de los nuevos responsables de la histórica posada.

“Por lo general, recibimos alrededor de una docena de solicitantes calificados. Recibimos muchos más solicitantes no calificados”, dijo Tom Butt, presidente de la ONG responsable del faro. Según el citado medio los candidatos deberán estar preparados para mantener el faro funcionando y atender a los inquilinos que se hospeden.

Entre las habilidades requeridas está: saber preparar comidas gourmet, limpiar, atención al cliente y organizar todo los suministros del lugar. Además pilotar el único barco de la estación para mover a los clientes dentro y fuera de la pequeña isla.

Por tanto al menos uno de los dos debe “tener una licencia de capitán de la Guardia Costera de EEUU”, escribió la organización sin fines de lucro que opera el lugar.

Igualmente, los nuevos guardianes tendrán que pasar un “curso de entrenamiento de dos semanas”, agregó la ONG.
El faro casi fue destruido en 1970 pero el trabajo realizado por un grupo de activistas de la localidad logró salvarlo. Gracias a esa labor, el East Brother Light Station forma parte del Registro Nacional de Lugares Históricos.

 

Comenta con Facebook

Deja un comentario