Napoleón Paulino Martínez, el padre biológico de Vladimir Guerrero, que el domingo próximo entrará al salón de la fama de Cooperstown, negó que le persiguiera con un revolver, como éste dijera en declaraciones recientes a la prensa nacional.

Napoleón Paulino negó también que pidiera a su otrora esposa Altagracia Alvino que abortara cuando ella le dijo que “estaba en cinta”.

Dijo que las declaraciones que hiciera Vladimir en su contra han afectado de forma muy sentida su salud, “al punto que hace unos días me dio una trombosis que me afectó hasta el habla”.

Sin apetito
Después que ese muchacho dijo eso, ya a mí la comida no me sabe nada y me siento morir, porque según expresa, jamás le pidió a la madre del niño que abortara y no es verdad que persiguiera a Vladimir con un arma de fuego.

Explica que él y la madre de Vladimir ya había tenido sus primeros dos hijos, Eliecer y Nefatalí (Wilton Guerrero).

Padre de Vladi pidió que su madre abortara

Separación
Reveló que se encontraban separados por lo que estaban pagándole una subvención de 14 pesos mensuales, cuando ella le informó que estaba embarazada de un tercero. “y ella me dijo viejo, oye de viejo y vieja, era así que nos llevábamos; estoy en cinta y yo le dije párelo, porque tu pariste e Eliecer y pariste a Neftaly. ojalá y sea hembra para que tengamos los dos varones y una hembra. Eso fue todo lo que yo le dije a ella”.

“Al llegar un tercer embarazo (1975), lo que hice fue que le aumenté la pensión de 14 pesos a 21, cuando Altagracia me dijo que los 14 pesos no eran suficientes, aunque la ley solo me mandaba entregarle 3 pesos con 50 centavos, por cada niño, explica.

Asegura que está siendo sometido a chequeos médicos y que le han practicado electrocardiogramas.

Refiere que Vladimir le mandó a sacar de su casa en Don Gregorio y que sus otros dos hermanos, Elicer y Wilton, tampoco le hablan ni lo visitan, pero que aún así el no le guarda rencor a ninguno de ellos.

“Yo le pido a Dios que Vladimir llegue a más de los 70 años que Dios me ha dado a mí y que mis nietos, Vladimir Jr., Josue y Gabriel, los hijos de Eliecer, lleguen donde ha llegado Vladimir”, expresa de forma sencilla.

“Ahora bien, lo que yo no le acepto es esa mentira de que yo le dije a su madre abortara, porque eso no es verdad”, asegura Paulino Martínez, con pesar en sus palabras.

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí