“Perdóname Dios por lo que hice”, escuetamente escribió en una pizarra la pastora de la iglesia evangélica “Asamblea de Iglesias Cristianas INC, antes de ingerir una sustancia desconocida que le quitó la vida.

El miembro de la iglesia evangélica, contó, además, que la pastora Santana acudió a la iglesia temprano en la mañana de este martes, sin que nadie supiera que estaba allí hasta pasadas las nueve de la noche que acudieron al templo al culto de costumbre.

Una pastora evangélica supuestamente se quitó la vida en la misma iglesia donde sirve, ubicada en el barrio Palmarito de este municipio.

***No se trata de que no conocía a Dios, o de que no era una Cristiana real, se trata de que era un SER HUMANO, y como tal, podría pasarle cualquier cosa de esas que le ocurren a los humanos

Se trata de Enérgica Santana, quien tenía entre 45 a 50 años y supuestamente pudo haber ingerido una sustancia no establecida según los comunitarios del lugar.

Familiares, incluyendo su esposo, hermanos, hijos, así como compañeros de iglesia se encuentran en el lugar a la espera de que el cuerpo sea examinado por las autoridades, así como su entrega o disposición del envío del cadáver a la regional del Instituto Nacional de Ciencias Forenses en Azua, para realizarle una autopsia que determine las reales circunstancias de su deceso.

Hermanos de la iglesia preguntados por Listín Diario sobre el fallecimiento de la señora Santana y las razones poderosas que la llevaron a quitarse la vida, no pudieron explicar qué pudo impulsarla a tomar la fatal decisión.

Definieron a la pastora como una persona de fe, temerosa de Dios, bondadosa, trabajadora y solidaria, quien nunca dio demostraciones de tendencias al suicidio.

“No sabría explicarte qué pudo haber sucedido que llevara a la hermana a quitarse supuestamente la vida ingiriendo una sustancia con fines suicidas”, contestó un hermano de la iglesia que compungido esperaba la llegada de las autoridades competentes.

Decenas de personas se encuentran frente a la iglesia, mientras que miembros de la Dirección Regional Sur de la Policía Nacional tratan de evitar la entrada de personas al interior de la iglesia, hasta la llegada de los miembros de la Policía Científica, Ministerio Público y el médico legista

Comenta con Facebook

Deja un comentario