Una duda existencial que siempre estuvo rondando dentro de los quince años que vivieron mis perritos conmigo era por qué tenían la necesidad de mirarme culpablemente cuando estaban defecando. Mi cerebro llegó a varias conclusiones.

De a ratos pensaba que era una especie de culpa, como si ellos no quisieran hacerlo porque sabían que solamente yo iba a limpiarles su excremento, pero algunas veces cambiaba de opinión y pensaba que lo hacían mirándome fijamente a los ojos, como advirtiéndome de que ellos son mejores y que querían que los viera mientras hacían sus necesidades. Algo como “ahí te va, humano idiota, anda y limpia”.

Foto por Diego Urdaneta
Foto por Diego Urdaneta

Según la Dra. Kathryn Primm, veterinaria, los animales se encuentran en un estado vulnerable cuando tienen que defecar. “Sería bastante difícil para él (perro) defenderse o escapar del peligro mientras está defecando. El perro es instintivamente consciente de lo indefenso que se encuentra. Es posible que te miren simplemente porque quieren un poco de respaldo e indicaciones de que están a salvo”.

La Dra. Primm concluye que si tu perro te mira durante este tiempo (mientras está defecando), “es porque depende de ti para darle una señal o avisarle si debe tener miedo. También puede estar buscando que posiblemente lo defiendas si hay una necesidad de ello. Si de repente saltas o te mueves del lugar, puedes apostar que tu perro también responderá”.

Al parecer todo es una cuestión de vulnerabilidad. Hay que hacer sentir a nuestros perritos lo más cómodos posibles durante este momento y tratar de no hacer movimientos bruscos mientras nos miran fijamente.

Seamos buenos con ellos.

Publicado originalmente en Muelaplay.com

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí