Qué es un Bitcoin? El Bitcoin es una moneda digital o criptomoneda que se intercambia a través de internet mediante un sistema criptográfico y que asegura las transacciones mediante la tecnología blockchain, algo así como un libro de contabilidad compartido que se guarda en varios ordenadores de diferentes ubicaciones. De esta manera es muy difícil que el sistema pueda ser hackeado.

La abreviatura de Bitcoin es BTC. Para operar con Bitcoin se aplica el mismo principio que en el mercado Forex, es decir, se puede emparejar con divisas oficiales como el USD (dólar estadounidense) o el EUR (Euro). En ese caso, el nombre del contrato Bitcoin CFD podría ser, por ejemplo, Bitcoin vs CFD dólar estadounidense, o BTC / USD. Veamos con detalle todo lo que necesitas saber para operar con Bitcoin:

Bitcoin – ¿Cómo funciona?

El Bitcoin ofrece la oportunidad de hacer pagos peer-to-peer (P2P) rápidos, seguros y de bajo coste sin la necesidad de un banco o un procesador central.

Las transacciones del sistema se realizan directamente entre las carpetas digitales de los usuarios y se verifican en la cadena de bloques. Las transacciones están firmadas digitalmente con claves privadas únicas, lo que demuestra que provienen del propietario de la cartera.

La tecnología Blockchain

Blockchain es esencialmente un registro público descentralizado de todas las transacciones de Bitcoins que se han ejecutado. Un cierto número de transacciones forma una unidad de base de datos, llamada «bloque», y cada bloque almacena información sobre el bloque anterior, así como cada transacción almacena información sobre su transacción precedente. De esta forma, la cadena de bloques permite una total transparencia de los pagos.

La infraestructura de bloques de Bitcoins introdujo un método revolucionario para el almacenamiento de datos financieros que es accesible a cualquier persona, totalmente transparente, co-desarrollado utilizando un código abierto y sin pertenecer a ninguna persona o entidad. En su lugar, el mantenimiento de la cadena de bloques se realiza utilizando el poder colectivo de millones de ordenadores que verifican las transacciones y las añaden a los «bloques».

Las transacciones verificadas de manera colectiva no se pueden modificar ni eliminar, por lo que todos los pagos de Bitcoin son definitivos e indiscutibles.

¿Qué es el Bitcoin? ¿Cómo funciona?

Cada vez que se crea un nuevo bloque en la cadena, se recompensa con 12,5 Bitcoins, lo que ocurre aproximadamente cada 10 minutos. Se trata de una recompensa para el ‘minero’, que está gastando la energía eléctrica y el poder de los ordenadores en el mantenimiento de la red Blockchain.

La minería involucra a muchas personas y empresas especializadas en todo el mundo y crea el valor básico del Bitcoin.

Bitcoin – Oferta vs demanda

El sistema genera nuevos bitcoins automáticamente y se autorregula para que no haya manera de eludir las reglas globales. Como la oferta total de bitcoins se limitará a lo largo del tiempo, la recompensa por bloque se reducirá a la mitad en 2020 y continuará reduciéndose a la mitad cada 4 años, hasta que se generen un total de 21 millones de bitcoins.

La imagen muestra que, en el momento de redactar este artículo (marzo de 2020), hay más de 18 millones de bitcoins en circulación. La imagen también indica el rápido crecimiento de la oferta entre 2009 y 2013. Durante 2018 el valor de las criptomonedas se desplomó, por lo que tendremos que estar pendiente del efecto que esto ha podido tener en su demanda.

¿Es seguro el Bitcoin?

El Bitcoin es totalmente transparente. Todas las transacciones de Bitcoin son públicas, rastreables y se almacenan de manera permanentemente en la red de Bitcoin. Dado que los usuarios normalmente tienen que revelar su identidad para recibir servicios o bienes, las direcciones de Bitcoin no pueden permanecer completamente anónimas. La red Bitcoin es una red peer-to-peer, y es posible registrar las direcciones IP del usuario.

La situación jurídica varía de un país a otro, pero la lista de países que aceptan la BTC está en constante expansió

El valor fundamental del Bitcoin se genera a través de la «minería» y está estrechamente ligado a los costes de electricidad y hardware, mientras que el resto de su valor se ve impulsado por su cantidad limitada, su proceso de generación lento y la demanda creciente.

El Bitcoin se está extendiendo por todo el mundo como un método de pago válido para el cual puedes comprar varios bienes y servicios, lo que está impulsando aún más la demanda.

Por el momento, sólo Japón reconoce oficialmente al Bitcoin como dinero, mientras que en otros países aún no existe una legislación específica.

El bitcoin además de las cualidades monetarias del oro, añade otras relacionadas con su naturaleza: no se puede confiscar

Ventajas del bitcoin

  • Global: no pertenece a ningún estado o gobierno y se puede utilizar en todo el mundo, independientemente de las barreras geográficas y políticas.
  • Ajeno al sistema fiduciario: no se puede crear deuda con él, su valor no depende de una intervención de un banco central.
  • Límite de emisión: el aumento decreciente y predecible de la masa monetaria, le permite mejorar el poder adquisitivo de los usuarios.
  • Moneda divisible: actualmente se puede utilizar hasta con 8 decimales aunque no hay límite por lo que en un futuro se podrían utilizar más decimales.
  • Transacciones en tiempo real: en menos de una hora puede estar realizada la transacción.
  • Irreversibilidad de las transacciones: no hay un tercero en medio que pueda echar atrás una transacción. De todos modos existen servicios que custodian los bitcoins hasta que la parte que los recibe ha cumplido con su parte del acuerdo.
  • Imposible de falsificar: tal como está definido no se puede construir un bitcoin falso ni efectuar un doble gasto sin que la red lo detecte.
  • No hay un regulador: ningún comité de “expertos” controla el destino del bitcoin. Hay unas reglas previamente fijadas por el protocolo ideado por Satoshi Nakamoto que ha de aceptar libremente quien quiera utilizar el bitcoin.
  • Anonimato: nadie está obligado a revelar su identidad lo que hace al bitcoin especialmente útil para su uso en países donde gobiernan regímenes totalitarios.
  • Barato: el bitcoin tiene menores costes de transacción que la utilización de tarjetas de crédito, transferencias o Paypal. Realizando un pago con bitcoin se eliminan intermediarios no deseados.
  • Seguro: el bitcoin cuenta con un fuerte respaldo criptográfico que lo protege de falsificaciones y se puede guardar en múltiples localizaciones simultáneamente. La tecnología en la que se basa el protocolo del bitcoin es varias veces más segura que la que utilizan los bancos y las tarjetas de crédito.
  • Transparencia: todas las transacciones quedan grabadas en un registro de libre acceso.
  • Micropagos: dado su divisibilidad y sus bajos costes de transacción es una moneda ideal para realizar micropagos.
  • Funciona las 24 horas al día: para las operaciones en bitcoins no existen horarios ni días festivos.
  • Se acumula en un espacio ínfimo: podría guardarse una fortuna enorme en una memoria USB, que puede ser guardada o trasladada sin depender de terceros.

video

video

Comenta con Facebook

Deja un comentario