Qué le sucede a tu cuerpo y a tu cerebro cuando estás bajando de peso

0
35

Por cada 5 kilos de grasa que pierdes, 3,5 kilos se exhalan de tus pulmones y el resto se convierte en sudor, lágrimas, orina y otros líquidos de tu cuerpo. Pero perder peso no se refiere solamente a aquellos rollitos de más en la cintura o espalda, o la grasa del vientre, porque durante este proceso, todo el cuerpo pasa por muchísimos cambios. Y en ocasiones, también pueden aparecer resultados inesperados.

En Genial.guru, descubrimos exactamente qué cambios presenta tu cuerpo y cerebro cuando pierdes peso y los recopilamos aquí para ti.

11. Tu nivel de energía aumenta

Qué le sucede a tu cuerpo y a tu cerebro cuando estás bajando de peso

Lo primero que experimentas después de perder algunos kilos de más es un gran aumento de energíaLa razón es bastante simple: cuanto menos pesas, más energía ahorrarás para hacer otras cosas importantes. Además de eso, la pérdida de peso mejora la eficiencia de transferencia de oxígeno por lo que no te quedarás sin aire cuando subas las escaleras o cuando intentes alcanzar el autobús.

10. Mejora tu memoria

Tu cerebro es otro órgano que se beneficia cuando pierdes peso. Algunos estudios incluso han demostrado que perder el exceso de grasa puede mejorar las habilidades cognitivas relacionadas con la planificación, la creación de estrategias y la organización. Después de perder peso, el cerebro también se vuelve más activo lo que le permite almacenar nuevos recuerdos y, por lo tanto, necesita menos recursos para recordar la información necesaria.

9. Tu piel se aclara

El proceso para bajar de peso proporciona otra ventaja adicional: no solo te sentirás saludable, sino que también lucirás más saludable. Algunas personas que han decidido llevar un estilo de vida más saludable y perder su peso extra han notado cambios impresionantes en su apariencia. Su piel se aclaró y dejó de deteriorarse, el cabello se tornó más grueso y las uñas se hicieron más fuertes.

8. Dejan de dolerte las rodillas

Perder solo una libra de peso corporal reduce 4 libras de presión en las articulaciones de las rodillas. ¡Imagínate lo agradecidas que estarán tus rodillas si las liberas de tanta carga! Además, bajar de peso, especialmente si es la grasa visceral que se almacena alrededor del vientre, puede reducir los síntomas de la artritis y otras enfermedades en las articulaciones.

7. Tus alergias mejoran

El sobrepeso deteriora el sistema respiratorio y, si a menudo sufres de alergias, esto solo agrava tus síntomas. Pero a medida que vas adelgazando, comienzas a experimentar alergias más leves ya que las vías respiratorias se vuelven menos densas. En algunos casos, incluso puedes dejar de utilizar el inhalador o evitar tomar tus píldoras habituales para tratar las alergias respiratorias.

6. Tus pies se vuelven más pequeños

Cuando bajas de peso, pierdes grasa de todo tu cuerpo, y esto también incluye tus pies. Así que no te asustes cuando tus zapatos favoritos comiencen a quedarte un poco amplios. En cambio, deberías sentirte feliz de que ahora te será más fácil cerrar sus botas ya que tus piernas estarán más delgadas. Y no olvides cambiar el tamaño de tus anillos, tus dedos también se volverán más delgados.

5. Te vuelves más sensible a las temperaturas bajas

A medida que bajas de peso, literalmente pierdes la grasa que cubre tu cuerpo y te mantiene caliente. Sin esta capa adicional, tu cuerpo se vuelve más sensible a los cambios de temperatura, especialmente en climas fríos.

Otra razón por la que empiezas a sentir frío es que tu tasa metabólica disminuye. Tu cuerpo está tratando de conservar la mayor cantidad de energía posible porque ya no tiene muchas calorías extras. Así que prepárate para que los suéteres y cardigans se conviertan en tus nuevos mejores amigos.

4. Tu ciclo menstrual cambia

Tus niveles hormonales están relacionados con tu peso corporal. Entonces, cuando bajas o aumentas de peso, tu sistema endocrino pasa por ciertos cambios. El aumento y la disminución de tus niveles de estrógeno y testosterona pueden ocasionar una irregularidad en la menstruación, un flujo mayor o menor y un acortamiento o alargamiento del ciclo menstrual.

3. Tienes menos dolores de cabeza

Aunque la obesidad no provoca dolores de cabeza como tal, aumenta el riesgo de tener una migrañaen un 50%. La teoría actual, apoyada por expertos en salud, indica que las células de grasa aumentan la cantidad de inflamación en el cuerpo. En ciertas situaciones, esta inflamación puede causar migrañas. Es por eso que bajar de peso puede reducir la intensidad y la cantidad de tus dolores de cabeza.

2. Aumenta tu apetito

Cuando pierdes peso, tus niveles de leptina reducen, una hormona que es liberada por tus células grasas que envía señales de que estás lleno a tu cerebro. Si bien tu cuerpo está tratando de normalizar tus niveles de leptina, esto puede llevar a un aumento del apetito y a un fuerte deseo de consumir alimentos grasos y ricos en calorías. Pero no te rindas: estos antojos desaparecerán cuando tu cuerpo se acostumbre a tu nuevo estilo de vida.

1. Dejas de roncar

Algunas investigaciones han determinado que perder al menos el 5% de tu peso corporal puede ayudarte a dormir mejor y más tiempo durante la noche. Resulta que incluso la pérdida de peso moderada reduce el exceso de peso alrededor del cuello, lo que generalmente bloquea las vías respiratorias superiores y acentúa los síntomas de la apnea del sueño y los ronquidos.

Sin nada que te despierte en la noche, la calidad de tu sueño mejorará significativamente y esto, a su vez, te ayudará a bajar de peso mucho más rápido.

¿Alguna vez has intentado perder peso? ¿Qué efectos secundarios positivos y negativos notaste?¡Comparte tu experiencia con nosotros con este proceso en la sección de comentarios!

Ilustrado por Natalia Okuneva-Rarakina y Leonid Khan para Genial.guru

Comenta con Facebook

Deja un comentario