En los últimos meses su nombre ha estado presente en los medios de comunicación. Primero porque fue propuesto para ser designado como procurador de la República, aunque no fue escogido en el cargo, y luego porque este domingo 6 de diciembre, será el responsable de conocer la medida de coerción en contra de los 10 implicados en la operación “Anti-Pulpo”.

José Alejandro Vargas, el juez del Juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional, decidirá el futuro de los acusados por el Ministerio Público de presuntos actos de corrupción y testaferros en la pasada administración del gobierno de Danilo Medina.

Estos son Francisco Pagán Rodríguez, exdirector de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe); Fernando Aquilino Rosa Rosa, expresidente del Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (Fonper); Carmen Magalys Medina Sánchez, exvicepresidenta del Fonper y Juan Alexis Medina Sánchez, ambos hermanos del expresidente Medina.

También están implicados al exministro de Salud Pública, Lorenzo Wilfredo (Freddy) Hidalgo Núñez; Rafael Antonio Germosén Andújar, Aquiles Alejandro Christopher Sánchez, Domingo Antonio Santiago Muñoz, Julián Esteban Suriel Suazo y José Dolores Santana Carmona.

Pero, ¿quién es José Alejandro Vargas Guerrero?

Este magistrado nació en La Vega hace 65 años y tiene tres hijos: Joavel, Jomar y Jonathan Vargas Muñoz, dos de ellos son abogados y uno es médico.

Vargas Guerrero estudió la licenciatura en Derecho en la Universidad Eugenio María de Hostos, graduándose el 25 de febrero de 1993.

En 2003 culminó un postgrado de Derecho Penal en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y un año más tarde se graduó de otro postgrado en Procedimiento Civil en la misma alta casa de estudios.

En 2010 terminó su maestría en Derecho Penal en la UASD, mientras que en septiembre del 2012 terminó la maestría en Derecho Constitucional y Derechos Fundamentales con una doble titulación entre la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) y la Universidad de Castilla-La Mancha.

Candidaturas

En agosto del 2015 finalizó la maestría en Derecho de la Administración del Estado con una doble titulación entre el Instituto Global de Altos Estudios en Ciencias Sociales (IGlobal) y la Universidad de Salamanca.

En los 24 años que tiene ejerciendo como abogado, Vargas Guerrero ha aspirado a juez de paz de la Escuela Nacional de la Judicatura en el año 2005. En el 2017 aspiraba a ocupar una vacante en el Tribunal Superior Electoral (TSE), aunque después declinó por sentir que los integrantes del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) no le tenían confianza.

En el 2019, Vargas Guerrero fue aspirante a juez de la Suprema Corte de Justicia (SCJ).

Propuesto como procurador

Aunque el intento fue fallido, la Coalición por un Ministerio Público Independiente, conformada por seis organizaciones de la sociedad civil, había entregado al presidente electo Luis Abinader una propuesta para la designación Vargas como procurador general de la República.

La entrega fue hecha por Pablo Linares Pereyra, Rafael Burgos Gómez, Bienvenido Ruiz Lantigua, Rigoberto Saldívar Olivo, Ariel Tavárez Sosa y Luis Octavio Peña, en representación del Patronato del Ministerio Público, la Asociación para el Desarrollo de la Provincia Santo Domingo, la Fundación Global Justicia Social, el Grupo Armonía y Desarrollo Nacional, la agrupación Abogados Hatomayorenses por una Nueva justicia y la organización Juristas por la Democracia.

Experiencia como docente

Vargas Guerrero ha sido profesor de grado en las materias de derecho del pensamiento social dominicano y derecho de los contratos, además de impartir docencia en la maestría de derecho constitucional y derecho procesal penal.

También es el autor de los libros “El Tribunal Constitucional y las garantías de derechos fundamentales”, de la “Guía práctica de la acción de la inconstitucionalidad y de las dos ediciones de “Medidas de Coerción Personal”.

Declaración de propósito

Cuando Vargas Guerrero aspiraba al Tribunal Superior Electoral, declaró en su solicitud que en su carrera profesional se ha desempeñado con todos los rigores que exige esta clase de ejercicio, poniendo en práctica el contenido esencial de su conciencia forjada a la luz de los valores.

Aseguró que en este trayecto ha aprendido que si la medicina tiene la virtud de curar el cuerpo, entonces la justicia es el remedio indispensable para lograr una sociedad sana, evitando que las injusticias erosionen la paz social.

En esta declaración, el juez mostró cuál es su principal interés como parte de la administración de justicia en República Dominicana, citando una frase que alguien le predicó una vez: “en un país donde los jueces tienen miedo, ningún ciudadano puede dormir tranquilo”.

Casos en los que ha participado

Al magistrado Vargas Guerrero le ha tocado casos de narcotráfico, atracos, asesinatos y otros actos ilícitos.

José Alejandro Vargas Guerrero fue quien el año pasado dictó tres meses de prisión preventiva como medida de coerción a la pareja de César Emilio Peralta alias “César el Abusador”, Marisol Franco, y otros dos, acusados de pertenecer a la organización criminal de narcotráfico y lavado de activos que supuestamente este dirigía.

En 2009 dictó prisión preventiva para Mary Peláez, por su vinculación al caso José Figueroa Agosto.

Comenta con Facebook

Deja un comentario