Rusia se convirtió este miércoles en el quinto país del mundo con más casos de  coronavirus después de haber registrado más de 10.000 nuevos contagios por cuarto día consecutivo.

Según las cifras oficiales, en las últimas 24 horas se registraron 10.559 nuevos casos, para un total de 165.929. Por delante están Reino Unido, que suma 194.994 contagiados, Italia (213.013), España (219.329) y Estados Unidos (1.171.185), de acuerdo a cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, Rusia registra solamente 1.537 muertes, una cifra baja en comparación con Italia, España, Francia, Reino Unidos, Estados Unidos e incluso Alemania.

Las autoridades aseguran que esto se debe a una serie de medidas tomadas para contrarrestar la epidemia, como el cierre de las fronteras, más de cuatro millones de pruebas realizadas y la preparación de los hospitales para la pandemia, en particular en Moscú, principal foco.

Sin embargo, algunas voces críticas dudan de la realidad de estas cifras. El aumento del número de nuevos casos, en particular en la capital, que representa más de la mitad de los contagios, también pone a las autoridades en una situación difícil, ya que todavía no alcanzó su pico epidémico.

Además, la economía sufre las medidas de confinamiento impuestas desde finales de marzo. Las pequeñas y medianas empresas, al igual que millones de rusos, han perdido sus ingresos a pesar de la promesa de apoyo de las autoridades.

En este contexto, el presidente Vladimir Putin vio caer su popularidad en 4 puntos entre marzo y abril y en 10 desde enero, hasta situarse en 59%, según el barómetro mensual del instituto Levada.

Comenta con Facebook

Deja un comentario