Siete beneficios del tamarindo para tu salud

0
171

Originaria de regiones africanas, tamarindo deriva del árabe tamar que significa “dátil seco”; proviene de una vaina larga de la que cuelga una pulpa café a marrón de sabor agridulce o ácido. En México principalmente es utilizado para bebidas frescas, postres y salsas.

Conoce algunas propiedades del tamarindo

La pulpa es rica en tiamina, vitamina esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso, muscular y digestivo; así como rica en vitamina C, efectiva para tratar afecciones respiratorias. Los minerales contenidos en este ácido fruto como el potasio y hierro son esenciales para la buena salud cardiovascular, así como para facilitar el transporte de oxígeno en la sangre para todo el cuerpo, respectivamente.

Si crees que solo es rico en agua, ¡checa estos increíbles beneficios que tu salud agradecerá!

BAJAR LA FIEBRE

Dicen que la pulpa de tamarindo es efectiva para tratar la fiebre. Se recomienda reducir 15 g de ésta para bajar la temperatura corporal, o bien, hervir la pulpa en 1/2 litro de leche azucarada, dátiles, clavo de olor, cardamomo y alcanfor, preparando una infusión para combatir síndromes febriles.

EVITA DOLORES EN LAS ARTICULACIONES

Todos los elementos del tamarindo: pulpa, hojas y flores son efectivas combatiendo dolor e inflamación de las articulaciones.

LAXANTE NATURAL

El agua de tamarindo es considerada buena para bajar de peso ya que es un laxante natural.

MALESTAR ESTOMACAL

Para aumentar el apetito y reducir las flatulencia, ¡tamarindo! En la medicina ayurvédica se recomienda para aliviar cualquier tipo de malestar estomacal causado por indigestión.

REGULAN EL COLESTEROL EN LA SANGRE

Ayuda a la regulación del colesterol en la sangre, así como también ayuda a nivelar los niveles de presión arterial.

SALUD VISUAL

Se usa para curar o aliviar la conjuntivitis, al igual que con las semillas de este fruto se preparan gotas que alivian la resequedad ocular.

TRATAR QUEMADURAS

Sus hojas son utilizadas para tratar quemaduras, se utilizan como fomentos: hacer cenizas las hojas calentándolas en una cacerola mezclándolas con aceite vegetal. Ayuda a curar heridas y a mejorar la salud de la piel.

Comenta con Facebook

Deja un comentario