Un proyecto de ley de manejo integral y coprocesamiento de residuos sólidos que cursa en el Congreso, prohíbe la entrega de fundas plásticas en los comercios así como el uso de envases de polietileno expandido, conocido como foam, para los recipientes de comida y bebidas.

El proyecto da un plazo de 24 meses, luego de ser promulgado, a los comercios para hacer una campaña de sensibilización para sustituir las fundas por otras reciclables así como para sustituir los envases descartables o foam.

La iniciativa de los diputados David Herrera y Santo Ramírez, ya tiene un informe favorable de la comisión de Medio Ambiente y será conocido la próxima semana en la Cámara de Diputados.
La ley busca regular el manejo integral de los residuos, establecer el régimen jurídico de su producción y gestión, fomentar la prevención, reducción desde la generación, reutilización, reciclado y otras formas de valorización, así como normar los sitios contaminados, con la finalidad de garantizar el derecho de toda persona a un medioambiente sano, proteger la salud de la población y disminuir la generación de gases de efecto invernadero emitidos por los residuos.

El Estado promoverá incentivos para el manejo eficiente de los residuos.

Programa gestión de residuos

La ley manda al Ministerio de Medio Ambiente a la elaboración del Programa Nacional para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, donde se fijará la estimación de los costes de las operaciones de prevención, la cantidad de residuos sólidos producidos y las proyecciones de generación en el corto, mediano y largo plazo, los lugares e instalaciones apropiados para la disposición final o eliminación de los residuos, las estrategias y objetivos específicos de procesamiento, coprocesamiento, reducción, transformación, reutilización y reciclado entre otros aspectos.

Se establecerá un sistema de cobro por servicios de manejo y disposición de residuos, para fortalecer la gestión en el manejo. El pago será determinado por las autoridades municipales, en función de los costos de los servicios.

El proyecto establece el mecanismo para la separación, reaprovechamiento y disposición final de los desechos que no puedan ser reaprovechados. Estos serán dispuestos en relleno sanitario o vertedero controlado. Los residuos municipales peligrosos se confinarán en celdas de seguridad instaladas en el sitio de disposición final.

La ley prohíbe los vertederos a cielo abierto

Luego de que un sitio de disposición final cierra, la iniciativa legislativa indica que debe ser supervisado por veinte años. Quedará también prohibido el transporte de residuos por vía aérea, la incineración de residuos peligrosos, los vertederos a cielo abierto, incinerar residuos a cielo abierto, la colocación de materiales o residuos de construcción o demolición en las vías públicas o en barrancas, lagunas o cañadas

Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí