Karina Ramage es una chica escocesa de 25 años que trabaja en un supermercado de la cadena Waitrose en Londres. Tras llegar a trabajar con su guitarra, la joven se encontró con un cliente que le pidió que tocara una de sus canciones.Este cliente resultó ser Dan Glatman, conocido productor y mánager musical responsable de artistas como la Boyband Británica Blue. Glatman se quedó sorprendido ante las dotes musicales de Karina, por lo que le ofreció firmar un contrato con él.

“Entre ahí a por unas galletas y un poco de harina y salí con una estrella”, declaró el productor.

Comenta con Facebook

Deja un comentario