Santo Domingo.- El director de la Procuraduría Especializada de Persecución a la Corrupción Administrativa (Pepca), Wilson Camacho, dijo que espera que el juez de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, José Alejandro Vargas, acoja su pedimento de prisión preventiva y complejidad del caso Antipulpo, con el cuál señalan 11 personas, entre ellos, exfuncionarios y empresarios dominicanos se enriquecieron de forma ilícita del Estado dominicano.

Destacó que para este caso ni para ningún otro de presunta corrupción estará cansado y si era posible «no dormiría».

Sobre el caso Odebrecht, que recesó por breves minutos en el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, espera de acoja el pedimento de conocer el testimonio de Mauricio Dantas Bezerra, apoderado especial de Odebrecht con quién la Procuraduría firmó un acuerdo en 2017, que no se encuentra en el país y debería presentar el testimonio de forma virtual.

Sin embargo, la barra de la defensa de los acusados por el caso se opone a este pedimento pues aseguran que hace una semana Dantas Bezerra se encontraba en el país.

Con respecto a la salud del excontralor, Rafael Germosén, quien fue sacado en ambulancia en la audiencia de esta madrugada, Camacho resaltó que desconoce su estado y que es competencia de Gestión Penitenciaria.

El nombre de “Anti Pulpo” denominado así por el Ministerio Público, planteó que el nombre se debe a supuestas ramificaciones de la presunta red de corrupción en distintas instancias del Estado.

El operativo encabezado por la Procuradurí concluyó con los arrestos de varios exfuncionarios del gobierno de Danilo Medina, entre ellos dos de sus hermanos, uno de ellos por presuntas irregularidades en las licitaciones públicas.

Informaron que aunque se desconoce de manera oficial la razón de la denominación, existen otros operativos especializados de como el caso de la «Operación Jáque» llevada a cabo por el Ejército de Colombia para el rescate de 15 secuestrados por las FARC, entre ellos la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt.

Otro que aconteció en Puerto Rico, se denominó «Operación Cocodrilo», y tenía como objetivo desarticular por el FBI un grupo de presuntos narcotraficantes que operaba en Santurce, acusados de tirar los cuerpos de sus víctimas a los caimanes.

En los arrestos escenificados la madrugada del pasado domingo, coordinados por la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), “participó un grupo de fiscales que tuvo a cargo la responsabilidad de dirigir las pesquisas en las que participaron decenas de agentes de las tropas élites de la Policía Nacional”.

Entre los detenidos se encuentran Francisco Pagán, exdirector general de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe); Carmen Magalys Medina Sánchez, exvicepresidenta del Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas (Fonper), y su hermano Juan Alexis Medina Sánchez, a quien se le acusa de usar privilegios para ganar licitaciones.

También están bajo custodia de las autoridades, el exministro de Salud Pública, Lorenzo Wilfredo (Freddy) Hidalgo Núñez; Fernando Aquilino Rosa Rosa, expresidente del Fonper; Aquiles Alejandro Cristofer Sánchez, Julián Esteban Suriel Suazo, José Dolores Santana Carmona, Rafael Antonio Germosén Andújar y Domingo Antonio Santiago Muñoz.

Comenta con Facebook

Deja un comentario